LA DOBLE MORAL


Esta tarde me he ido a tomar un café con mi amiga Maite, hemos charlado un poquillo de nuestras cosas, y al salir a escasos metros de la cafetería, había una carpa de la Obra social de la Caixa, y hemos entrado, ya que antes de llegar a la cafetería me encontré con mi amigo Manolo Macías, y me dijo ¿has visto mi comentario? Le dije que no, pero que lo vería. Así que tras el café como os he dicho entramos las dos.

Hay una serie de recortes de periodicos, un tercio de la carpa está dedicado a la violencia de género, otro tercio a la violencia en las aulas, y otro tercio a películas de los titiriteros que recogen la realidad de la violencia en estos dos ámbitos.

Al salir, le iba diciendo a mi amiga Maite, que pena, y que cinismo hay en esta sociedad, ¿por qué no hay nada sobre el aborto? ¿Acaso matar a un inocente indefenso no es la violencia más brutal ejercida contra el ser humano? ¿cómo podemos defender que las mujeres no sean maltratadas y los niños en las escuelas tampoco y no defender al hijo que llevamos en las entrañas? ¿acaso esa mujer maltratada no ha estado en las entrañas de su madre? ¿acaso el niño maltratado no ha estado también y se ha criado en un seno materno?

¿Cómo puede ser esta sociedad tan cínica de rasgarse las vestiduras por el maltrato a unas personas y no por el asesinato, (Y DIGO ASESINATO CON MAYÚSCULAS), de inocentes, ¿qué clase de personas somos?

Alguien puede pensar, que para mi no es importante las mujeres que sufren malos tratos, alguien puede pensar que para mi no es importante los niños que son acosados en el colegio, y  no es así, todo lo contrario a lo mejor, estoy más solidarizada de lo que muchos progres se creen, pero con lo que no puedo comulgar con lo que no puedo es con el cinismo, y esta sociedad cada vez tiene más de sepulcro blanqueado, y de vivir a la galería de forma políticamente correcta.

Con toda esta mezcla de sentimientos, me dispuse a leer el libro de visitas a la exposición, la primera anotación de mi ciudad, era la de mi amigo Manolo Macías, al leerla, le dije a mi amiga Maite, ves Maite, no somos las únicas que pensamos así.

Entonces salio un chico, y nos preguntó, Señoras que tal la exposición, ¿les ha gustado? Y le contesté:

Me parece una gran idea, concienciar a la sociedad, e intentar ayudar a sensibilizar, sobre la violencia, ¿pero por qué no hablan del aborto?

El chico me contestó, es que en eso no nos ponemos de acuerdo señoras, hay gente que piensa que eso no es violencia, ni eso es un asesinato, entonces, imagino que por ese motivo los organizadores no habrán querido hablar del tema.

Entonces le comenté, por esa regla de tres, hay gente que piensa que pegar y faltar el respeto es bueno, porque con tu mismo argumento, hay gente que ve bien los malos tratos.

Señora que me dice usted, exclamó.

Pues muy fácil, le contesté. El que pega, el que acosa, el que amenaza lo hace porque cree que es bueno, porque cree que actúa bien, porque se siente superior al atacado, al acosado y al amenazado. Y lo mismo ocurre con el aborto, nos creemos superiores a ese ser indefenso que nos necesita para vivir, así que no veo diferencia, en todo caso, que muchas veces los malos tratos no pasan de insultos o de palizas, y los casos más graves llevan a la muerte, en el caso del aborto, el resultado es siempre el mismo la muerte de una persona, la muerte de un bebé, y sin embargo ustedes están aquí concienciandonos de lo malo que es la violencia, pero claro, esto lo ha montado un banco que no querrá ofender a sus clientes que abortan, y a esas clínicas abortistas que le confían sus ingresos, es una pena que los más indefensos, que son despedazados, envenenados, decapitados no estén aquí para que mucha gente que piense abortar se lo piense. No me hable usted de diferencias que para mi no hay ninguna, todos los tres supuestos son personas.

El chico, dijo bueno señora, esa es su opinión, ¿quiere usted escribir algo? Y así lo hice, escribí, y les he solicitado la sugerencia de que incorporen el aborto a la exposición, no servirá de nada, pero hoy en ese libro hay dos testimonios, dos sugerencias, así que si pasan por vuestra localidad, os ruego actuéis en conciencia.

SI A LA VIDA, NO A LA VIOLENCIA, NO A LA MUERTE, PERO PARA TODOS.

Anuncios

3 comentarios en “LA DOBLE MORAL

  1. ¡Qué gusto da oír las cosas claras! Últimamente, se oye mucho eso de: “yo no abortaría, pero cada cual que actúe en conciencia”. Según eso, “yo no maltrataría a nadie, pero si veo que mi vecino maltrata a su mujer, me doy la vuelta, que al fin y al cabo hace lo que cree mejor”. O “yo no tendría esclavos, pero si alguien cree que es una buena inversión…” En fin, que vivimos en una sociedad hipócrita que se rasga las vestiduras si ven un feto en la basura, pero que cree que la píldora abortiva es una cuestión de “conciencia”. Necesitamos hombres y mujeres de bien en la política y en los medios de comunicación, que defiendan la verdad, la vida y no manipulen las conciencias de los que tan fácilmente se dejan manipular.

    Me gusta

  2. Eso es lo que desgraciadamente tenemos. Pero uniendo mi comentario aquí, con mi post de esta tarde, es la comodidad, la vergüenza, el servilismo que tenemos, como tu has dicho en concreto de la Caixa, lo que nos hace medir las cosas con distinta vara, y si en la exposición exponen el aborto y la eutanasia como dos géneros más de violencia, y en este caso, como tu bien dices, que acaban con la muerte clara y simplemente, sus clientes, se irían de la Caixa, porque ya no apoyan los métodos por el que ellos consiguen sus tremendos ingresos.
    Estupendo post. Te felicito. Unbesazo

    Me gusta

¿Qué te ha parecido? Deja tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s