SI A LA VIDA


En estos momentos, en los que me siento algo filosófica, me planteo esas cuestiones de los grandes pensadores: ¿Por qué estoy aquí?¿Qué misión tenía que estuviera?

La verdad que no me quiero comparar a Platón, Aristóteles, San Juan de la Cruz, y todos los que se han comido el coco por mucho de nosotros, me voy a quedar en lo que pensaría aplicando nunca mejor dicho, la puritita lógica.

Estoy aquí, porque mi madre dijo SI A LA VIDA. De eso no cabe la menor duda. No voy a entrar en que Dios me creó, algo que ya doy por hecho, pero no quiero que este post de hoy, se tome cómo un canto al catolicismo, porque lo que realmente es, es un CANTO A LA VIDA.

Mi madre dijo sí, y mi abuela también dijo sí, y mi bisabuela, y mi tatarabuela, y así hasta Dios sabe cuando se inició, pero si algo tienen en común todas ellas y tengo yo con todas, es que estamos perpretando nuestra raza, LA RAZA HUMANA, EL HOMBRE. Yo he dicho SI A LA VIDA en cuatro ocasiones, pero obtuve tres hijas, una se quedó por ahí arriba, ejerciendo acción directa con el Padre Celestial, para ayudar a esta madre desastre y desordenada pero de buen corazón, que a si mismo se califica cómo “MUJER JUEVES”, siempre en todas partes y a veces en ninguna, pero orgullosa de ser lo que es, UNA MADRE DE FAMILIA, QUE DIJO SI, aunque sin tanto mérito cómo otras mujeres que dijeron SÍ, EN PEORES CONDICIONES, siendo auténticas heroínas anónimas.

No se lo que me deparará la vida, ni sé lo que le deparará a mis hijas, pero el consejo de su madre será HIJA DI SI. Decir NO, ES AUTODESTRUIRSE, ES ROMPER LA CADENA, ES ASESINAR, Y ES DESTRUIRTE LA VIDA. Un hijo nunca te destruye la vida, al contrario te instruye, y te ayuda a ser mejor persona, porque has de aprender algo muy importante, a dejar el YOISMO, y ahora usaré palabras de mi madre. Cuando dejamos el YO, y nos acostumbamos a el TU, EL, ELLA, sin darnos cuenta crecemos, maduramos, mejoramos, aprendemos, y lo mejor vemos que servimos y que somos capaces de poder hacer cosas. Si decimos NO, SI NOS MIRAMOS EL OMBLIGO, y pensamos POBRE DE MÍ, cerramos la puerta al futuro, pagando un alto coste, LA VIDA DE OTRA PERSONA,  a cambio de la nuestra. Y digo yo, ¿UNA MADRE NO DA LA VIDA POR SUS HIJOS?

Por eso, el 17 de Octubre, tenemos que estar allí en Madrid, gritando con fuerza: SI A LA VIDA, NO AL ABORTO.

Buenas noches.

Anuncios

3 comentarios en “SI A LA VIDA

  1. JORGE dijo:

    Creo que nadie nunca antes jamás, pensó que en pleno siglo XXI el sitio más riesgoso para la vida de un ser humanos sea el vientre de su madre.

    Pero tengamos esperanza, que con Cristo a nuestro lado la victoria está asegurada. Luego de la cruz viene la victoria.

    Gracias y bendiciones

    Me gusta

  2. Militos dijo:

    Querida Ana qué bonito y verdadero post, me ha emocionado la reflexión sobre tu existencia en este mundo. Esa es la razón fundamental el SI DE LAS MADRES.
    Felicidades por tus razones
    Un beso grande

    Me gusta

¿Qué te ha parecido? Deja tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s