LAS AVENTURAS DE LA FAMILIA GENIL


Menudo primer día de marzo, hemos tenido, y es que el puente parecía más bien un puente de estos de lianas de las pelis de la selva, porque vaya movimiento que hemos tenido.

Hoy hemos tenido día de mudanza, mudanzas de dormitorio, y es que desde que la peque de la casa empieza a no ser tan peque, a todo el estress de estos dos durísimos meses de trabajo, he de añadir las visitas a media noche de mi peque Blanquita al dormitorio conyugal, que han acabado en una peli que podríamos llamar el matrimonio y uno más, así que de vida sexual, nada de nada, ultimamente, tengo al marido que bueno hace el jiu de la pobre Jurado estupendamente, jajaja. Pero claro, cuando se tienen peques en casa, es muy común que la vida matrimonial pase a un segundo plano, y bueno como yo digo, ya vendrán tiempos mejores, aunque siempre cabe la posibilidad de escaparse algún hotelito de weekend para recobrar la magia de la pasión, que anda en huelga de hambre.

Pues tras sufrir el dormir, con una persona más en la cama, que por chica que parezca llega a apropiarse de la cama por completo y acabas haciendo equilibrio en el filo de la cama, o protestando y enfadandote con tu marido porque estas agotada y no puedes descansar, una noche a la desesperada, decidimos meter a Blanca que dormía sola, en el cuarto de las hermanas, la historia ha empezado a funcionar aunque no del todo, fijaros la hora que escribo el post, y la tengo de pie junto a mi lado de la cama y la cabeza apoyada en la cama, y su dedito en la boca. En fin, presión psicológica que en esto los peques suelen ser expertos, pero esta noche me he propuesto no caer en la tentación y aburrirla hasta que me pida ir a dormir a la habitación, pues este ha sido el motivo que ha desarrollado todo el zafarrancho que hemos organizado hoy. Hemos nombrado a Lucía hermana mayor del dormitorio y la hemos encargado de vigilar ycuidar de Blanca, a Ana le hemos dado el cuarto pequeño, para que esté sola y pueda concentrarse mejor, la pobre hay días que se vuelve medio loca cuando tiene que estudiar con sus hermanas, así que hemos empezado la mudanza de una puerta a otra, unos juguetes pa un lado, otros juguetes pa otro, y así hasta que de pronto, Ana ha sacado la niña que lleva dentro y me ha dicho, mamá que se me ha olvidado terminar la manualidad que tengo que presentar mañana. Cuando lo ha dicho, tan sólo era las diez de la noche ,pues claro con la mudanza se nos ha ido el santo al cielo, nos hemos puesto manos a la obra, barro pa arriba, barro pa bajo, pintando, secando con un secador, para acabar antes la fase del pintado, previamente he puesto el horno, que por cierto al tener la secadora puesta y la plancha, me ha saltado el automático un par de veces y hemos escuchado a Antonio protestar de lo lindo cada vez que ha tenido que dar al interruptor. Lucía se ha empeñado en hacer una manualidad y se ha esmerado mucho, ha hecho un precioso plato que ha pintado de un color, que tras mezclar muchísimos ha quedado como plata vieja, muy chulo la verdad, me ha sorprendido y mucho. Le ha pintado en rosa el nombre de su seño Inma, y me ha pedido unos caramelos. Una obra de arte, para ese ser que es puro nervio como su madre, al bajar Antonio de la ducha, con toda su ilusión, ha cogido el plato para enseñarselo a su padre, y ha tropezado, y el plato se ha hecho añicos, esperaba que se pusiera a llorar como una niña, que para eso lo es, pero para nada, ha aceptado lo que ha pasado y dice que mañana lo volverá a intentar, os juro que me han dado ganas de ponerme a hacer yo un plato, pero me he aguantado, ella ha sabido aceptar la situación, y no ha montado un berrenchín, en ese mismo instante, Blanca por poco se carga la manualidad de Ana, y hemos escuchado a Ana gritar como una histérica, a diferencia de Lucía , no le ha ocurrido nada. La lección ha sido clara, Lucía tiene que aprender a tener el tesón, la paciencia y la perseverancia de Ana, pero Ana debe de aprender de Lucía su nobleza, su capacidad de aceptacón y  su gran corazón, y ahí, me ha salido el discursito de mamá pata, en una familia todos somos importantes, y muchas veces los más peques nos dan unas lecciones grandes, grandes, y ahora voy a llevar a Blanca a su cama, parece que ya no puede más.

BUENAS MADRUGADAS.

Un comentario en “LAS AVENTURAS DE LA FAMILIA GENIL

  1. Hola!: El pequeño de mis hijos tuvo el mismo problema que tu hija Blanca, bueno, seamos serios, el problema lo teníamos nosotros..jeje. La solución estuvo en comprar una litera bien alta, y que él durmiera arriba. Le daba miedo bajar, era bastante peque, menos de dos años, así que como necesitaba ayuda, pues se daba media vuelta y a dormir…Espero que puedas hacer lo mismo. Un besote. Luna.

¿Qué te ha parecido? Deja tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s