SE HACEN MAYORES…


Se hacen mayores, aunque como diría mi amiga Lojeda, nos hacemos mayores nosotros. Quedan 8 días para que mi hija Ana cumpla diez años, y deje ya la edad de una cifra, desde ese momento, formará parte del gran grupo de personas que tienen dos cifras en su edad.

Diez años y parece que fue ayer, cuando la tuve en mis brazos, y es que el tiempo parece escaparse entre los dedos de las manos y por mucho que lo intentemos que agarrar es imposible, puedes quedarte con unos granitos, pero no con toda la arena, y es que así es como debe ser.

He de reconocer, que a medida que se hace mayor, más miedo me da de la situación, más miedo tengo de que se pueda equivocar, más temores, más dudas, más veces para preguntarme si lo estoy haciendo bien, si estoy siendo una buena madre, si le estoy dando un buen ejemplo.

Muchas veces me siento tan desastre y la miro la veo tan madura, tan mayor, tan responsable, pero otras, me doy cuenta que es una niña, inocente, sencilla, y que me necesita y mucho.

La comparo conmigo, y somos tan distintas y a la vez tan parecidas. Con su edad yo era algo así como Heidi, vivía en las nubes, en lo alto de la montaña, ella sin embargo es más madura, más responsable, más centrada, tiene algo muy importante un gran afán de superación, que he de reconocer que a mí se me despertó mucho pero que mucho más tardío, pero a la vez es insegura, tiene miedos, complejillos, y ahí me recuerda a mí. Resulta chocante ver como alguien tan brillante, tan autoexigente, que brilla con luz propia, y lo más importante con humildad, pueda ser a la vez tan insegura, se que algunos me diréis que tan sólo es una niña, y es normal. Pero muchas veces creo que soy yo la que no le transmite esa seguridad, el problema soy yo, pues algunas veces debería decir lo de Victoria Abril “Porque yo lo valgo”, no para volverme engreída pero sí para saber que soy capaz y puedo. Eso se lo digo mucho a Lucía, “Cariño tu puedes y tu quieres”, puedes conseguir lo que quieras si te lo propones, y es así.

Pero volviendo a Ana, no sé exactamente que es lo que pensará de mí, este año ha estado marcado por cambios y uno de ellos es que vamos a tener que cambiar de colegio, no podemos económicamente permitirnos continuar en el colegio privado en el que están ahora mismo, por más que me lo he propuesto, he fracasado en el intento de poder mantenerme en los ingresos suficientes para poder pagarlo, es así de duro, y es una cosa que va a costar que me perdone. Siento que les he fallado a mis hijas, pero he hecho todo lo humanamente posible e imposible, a lo mejor ha sido tarde, y debía de haber reaccionado antes, pero lo que está claro es que las facturas están por delante del colegio, y ahora, esto se ha convertido en un artículo de lujo.

Cada sobresaliente que veo en sus notas, me golpea en el corazón, diciendome que he sido un fracaso, se que a lo mejor todo esto suena a soberbia, y puede ser, mi madre siempre me ha dicho que soy una persona muy soberbia, y que no me dejo ayudar, y no lo voy a negar, no puedo evitarlo pido ayuda cuando estoy in extremis, y si puedo evitarlo no lo hago.

De hecho, cuando fui al colegio, a pedir ayuda, esperaba otra actitud pero no la encontré, y supongo que  como bien dice mi madre, Dios escribe derecho en renglones torcidos, pero el balance es evidente, dos años y medio sacrificando la familia para poder pagar todas las facturas, reduciendo todo tipo de gastos, y tomando el colegio como una hipoteca más que hay que pagar, pero ese no era mi camino, y ya se sabe “Si el Señor no construye la casa…”, y que conste que no me puedo quejar, para nada. Desde hace siete meses tengo trabajo dependiente, es decir, con nómina a final de mes, y estoy haciendo lo que me gusta, y me lo paso fenomenal, y eso es lo que hay que mirar.

Hace tres semanas comencé a leerme el libro “DIARIO PÓSTUMO”del periodista y escritor gaditano, José Manuel Caballero, un libro que os recomiendo a todos, de estos que te hacen reflexionar, fue algo así como ponerme delante de un espejo, fue ese empujón que necesitaba. La eduación de mis hijas es lo más importante, pero no se puede anteponer un colegio a una familia, por mucho que me duela, por mucho que me haya sentido fracasada. Dicen que los fracasos enseñan más que las victorias, o que el burro solo aprende a palos, en mi caso debo ser mas burra que mucha gente, porque me he llevado muchos palos ya, quizás también sea porque me expongo, me aventuro y algunas veces acierto y otras me equivoco.

Ahora, voy dandome cuenta de otras cosas que debido a mi afán por ganar dinero en los últimos tiempos, estaban ahí casi invisibles, desapercibidas, pero que son más importantes que ninguna otra: el amor, la familia, las risas, la inocencia de los niños, el amor de tu marido…

Por fin he notado que se cierra una etapa, y que empieza otra, al igual que empiezan las dos cifras para Ana, comienza una nueva etapa para mí. Atrás quedan malos momentos, y muchas pruebas duras, los errores y las victorias van en mi mochila, en esa mochila que todos vamos cargando a lo largo de nuestra vida, con lo bueno y lo malo. Ahora tan solo pienso, hay que luchar y seguir adelante, y por supuesto dar gracias a Dios, que me ha indicado el camino.

BUENAS MADRUGADAS.

Anuncios

Un comentario en “SE HACEN MAYORES…

  1. Gran reflexión. Pero no te apures, como bien dices un colegio privado es un lujo prescindible. Hay mucho mito con lo de los colegios privados. La gente piensa que son mejores, pero lo cierto es que eso depende de la persona. Muchos amigos mios y yo mismo somos claros ejemplos. Tengo amigos abogados, economistas o directores de periodicos y todos han estudiado en escuelas públicas de toda la vida. Que hay mas niñatos en un publico? si, no te lo niego, pero si tus hijas quieren estudiar y ser personas de provecho lo conseguirán y obviaran lo que hagan los de su entorno. Así lo hicimos muchos. Basta con tener la personalidad suficiente para ello, y parece que tus crias la tienen. Asi que no debes preocuparte.
    un saludo

    Me gusta

¿Qué te ha parecido? Deja tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s