MENTIROSOS


Mentirosos, mentirosos y mas mentirosos. Los hay por todas partes, en las familias, en los trabajos, en los barrios, en la Iglesia, en tu grupo de amigos, en tus compañeros de clase.

¡¡¡CUÁNTO MENTIROSO Y CUÁNTO CÍNICO TENEMOS QUE VER Y SOPORTAR EN NUESTRA VIDA!!!

La mentira es un gravísimo pecado, es un arma asesina que destruye a las personas, pero la peor mentira viene de los falsos corderos, que esconden bajo su piel aparentemente blanca y cálida, unos afilados dientes, dispuestos a hincarte el diente, cuando menos lo esperas.

Jesús los llamó sepulcros blanqueados, son fariseos, falsos y embusteros, y en sus cuerpos corruptos de pecado, se afanan por recibir a Jesús Sacramentado, con más de un metro de lengua, se creen de una especie superior, te miran por encima del hombro, te humillan te machacan,  y cuando ya no les sirves para nada te tiran a la basura, como un kleenex usado que ya tiene más utilidad, que la de acabar como mucho en un centro de reciclado.

Las crisis enseñan, y en muchas ocasiones te enseñan a ver que ciertos ambientes no son los adecuados para el buen desarrollo de una familia, para el desarrollo de pequeñas conciencias que empiezan a formarse, bajo el ejemplo espectral de una obra teatralizada que representa una ficción, una falsa religión, una falsa fé, que esconde realmente mucha maldad, que esconde complejos, envidias, ira y rencor. La ley de la patada en el culo para los más ineptos y el pie en el cuello del que más trabaja, gracias a Dios, algunos ya no tendrán que estar cerca de sus garras, de las garras de la secta mentirosa y falsa, que se mueve al margen de la legalidad, con falsas ayudas, con falsas sonrisas y con dudoso proceder.

Aunque algún día llegará su juicio, a lo mejor no humano, a lo mejor no aquí en la tierra, pero un día tendrán que ajustar cuentas, como las tendré que ajustar yo, de eso no cabe duda, pero al menos a mí nadie me acusará de ser falsa, de ser hipócrita, no puedo decir lo mismo de otros.

Bastante problemas tenemos hoy día los cristianos, para encontrarnos con estos falsos profetas, que al estilo mormón te hablan de formación, pero tienen el corazón de piedra, no tienen sentimientos. No hace falta que los nombre, seguramente, muchos de los que me leéis sabréis por donde van los tiros.

Tan solo, puedo acordarme en estos momentos del Salmo: “Al ir se va llorando llevando la semilla, al volver se viene cantando trayendo las gavillas”, algún día las gavillas volverán, estoy segura y se empezará a recoger el esfuerzo desmesurado de estos años, pero espero compartirlas con gente de verdad, que no esconde sus miserias tras una fachada de cristiano perfecto y tiene el corazón podrido como la carne corrompida, Dios se apiade de su alma y como dice mi suegra que a los demás, a los que no tenemos careta, no nos olvide.

Ir a cara descubierta no es fácil, sobre todo por el daño que pueden hacerte, pero es un orgullo el no tener dobleces, el no tener miedo a reconocerte una persona normal con muchos defectos pero también con alguna virtud que otra, que nos hace ser especiales, y distintos los unos de los otros.

Gracias Dios Mío por señalarme el camino, a mí y a cuántos se han tropezado con estos lobos de plácida sonrisa, estos zombis que no son capaces de mirarse al espejo, por el espanto de no reconocer en él a una persona de carne y hueso, sino a un cúmulo de miserias humanas, maquilladas de “buenos cristianos”.

Me doy cuenta, de que realmente, si que tengo Fe, creía que no la tenía, porque lo que nos ha ocurrido era para dejar de tenerla, pero gracias a Dios, mi Padre, el es mucho más que eso, es mucho más que yo, y estará sufriendo viendo como muchos que se hacen llamar sus hijos que dan testimonio con su vida diaria, tan solo hacen ensuciar su nombre.

BUENAS MADRUGADAS.

Anuncios

4 comentarios en “MENTIROSOS

  1. Hola!

    Esto es así, la gente le da miedo mostrarse como es porque eso les hace vulnerables (yo me incluyo en ese grupo, pero hago lo que puedo…). De la misma manera que yo hago lo que puedo a lo mejor ellos también intentan mejorar, no se, siempre quiero pensar que las personas tienen un fondo bueno y que se dan cuenta de lo que hacen mal.

    Por eso creo que lo que “debemos hacer” es ayudar en la medida que nos sea posible y razonable a esta gente de la forma que creamos conveniente. Y sobre todo perdonar… No se, quizás me equivoque, pero…

    un saludo!

    Me gusta

¿Qué te ha parecido? Deja tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s