ACABANDO LA LIMPIEZA


La foto es del invierno pasado, como podéis ver ya apuntaban maneras.

Menudos fines de semana, los dos últimos, limpieza y más limpieza, y es que hace falta hacer limpieza y hacer kit kat, para reorganizar y poder seguir adelante con la carga más organizada, y eso será lo que haga el próximo 12 de octubre, limpieza pero del alma, me iré de ejercicios espirituales, para reencontrarme con mi Padre de los Cielos, para que así me pueda encontrar conmigo misma, algo tan necesario algunas veces.

Durante estos dos últimos años, mi vida es una absoluta metamorfosis, y creo que ya pocas etapas o momentos me acaban de quedar por vivir, pero lo mejor es que estoy realizando un master intensivo en muchísimos aspectos de mi vida.

Hace un par de semanas comenzamos a hacer la limpieza del otoño en casa, para preparar todo de cara al invierno que algún día llegará, aunque cada vez ronronee más en su llegada, de momento, este “finde” hemos tenido aperitivo, casi todo el tiempo nos ha acompañado la lluvia, pero centrándome en el post, comencé a limpiar y a organizar, ropas de temporada, armarios, mueve muebles, y la verdad que hubiera hecho falta la pintura, pero de momento va a tener que esperar, pues estoy como los Ministerios, no tengo presupuesto para esa acometida, jajajaja. Tiene guasa pero es así. La verdad es que la vuelta al cole, y eso que he contado con la ayuda del vecino, me ha dejado tiesa, y aún tengo pendiente comprar el chándal de mi hija Ana, pero eso será cuando al señor de la tienda que los vende en exclusiva, le de la real gana de traer la talla de mi hija, porque la partida presupuestaria para ese utillaje escolar si está más que liberada.

Quitando un poquito de aquí y un poquito de allá, hemos conseguido, unas maderitas que mi marido, como un buen Macgiver, me ha convertido en un forrado perfecto y montaje interior del armario del cuarto de mi hija Ana, que ha quedado divino, y lo mejor, por un presupuesto de lo más económico, vamos que diría yo que casi irisorio, y es ahí cuando te das cuenta de las clavadas que te meten los carpinteros.

Al final de la tarde, miraba con satisfacción mi casa, tan limpita tan ordenadita, tan reluciente, y le decía a Antonio, por fin comenzamos a organizarnos cariño, ya esto empieza a funcionar, y es que desde que tuvimos a Blanca nuestra vida había sido un poco caótica, pero después de la tempestad comienza a volver la calma, y en mi caso han tenido que pasar casi tres años, pero por fin, estoy organizada, por fin siento que comienzo a controlar de nuevo la situación, y todo iba de miradas satisfechas, hasta que llamaron unos buenísimos amigos, a los que hacía unos meses que no veíamos, y es que con esto de facebook, tienes contacto virtual, y dejas a veces de lado el personal.

Nos sentamos a tomar café con ellos por segunda vez, pues el primero, nos lo habíamos tomado con mi abuelo que ha pasado hoy aquí todo el día con nosotros, y es que los achuchones de Lucia, y sus multibesos, suben la moral a cualquiera, y al bisabuelo le encanta que campanilla lo mime y lo cuide como lo hace, así que hemos pasado un día de lo más cordial, hasta que la charla se extendió hasta la hora de la cena, que puse un piscolabis, y al levantarme pude comprobar el CAOS.

Blanca y Lucía habían usado de mantel de manualidades el tapete limpio de color blanco roto, que hacía tan sólo dos días había puesto en la mesa del salón, como no debía ser suficiente el área de trabajo también expandieron su imaginación e ingenio sobre el reluciente mármol encerado de hoy a las cuatro de la tarde, pero como debían de tener problemas con los utillajes, decidieron volcar el armario completo con todos los complementos y manualidades, el resultado fue, tan caótico que a lo mejor si no hubiera limpiado, seguiría más limpia la casa de lo que en hora  y media han conseguido hacer mis hijas.

Y es que en Chiclana hay una empresa que se llama Derribos Aragón, pero yo voy a fundar una Derribos la Rogelia y la Antonia, que es como jocosamente llamamos a estas dos, que cuando deciden unir fuerzas son fuego y estopa, al final ha habido que volver a recoger, y también ha habido castigo, copiar 20 veces no debo desordenar el salón, jajajajaja, que bueno, ni que por copiar no lo vayan a desordenar más, pero lo que no cabe duda, a Lucía se le está poniendo una letra preciosa, y la chica hace ya unos palotes y unos ceritos de categoría.

En fin, que no puede una presumir de casa perfecta ni una tarde completa, ya tus hijas se encargan de recordarte que eso tan sólo va a ser un ratito, total a pesar de todo, estoy escribiendo con una sonrisa este post, y es que bendita imperfección la de las casas con niños, y es que ya el salón tan arreglado me parece hasta aburrido.

De todas formas, el Martes, tendré opción de desahogar mi alma y venir con energías renovadas, y por fin se habrá acabado por una temporada “la limpieza”.

BUENAS NOCHES A TODOS.

Anuncios

¿Qué te ha parecido? Deja tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s