Y POR FIN SE ACABÓ LA VIOLENCIA DE GÉNERO


El título del post de hoy no es nada más y nada menos que mi gran deseo. Hoy se ha celebrado el día contra la violencia de género, el día en el que se recuerda a la mujer que es maltratada, humillada y en el peor de los casos, asesinada. Y en mi corazón y seguro que en el de la inmensa mayoría de esta sociedad está latente este deseo, ojalá no tengamos Día Contra la Violencia de Género, ojalá, eso significará que la hemos combatido y la hemos aniquilado, pero hasta entonces habrá que trabajar mucho en ello, y es que somos las personas, las de a pie, las que pasamos nuestros días anónimamente, o de forma conocida las que tenemos en nuestra mano erradicar la violencia.

Pero me preocupa que se hable tanto de la violencia de género, y no se hable de la violencia en la familia, la que sufren  los no nacidos, los hijos, la que sufren los padres, y por supuesto la que sufren nuestros abuelos.

Cada vez vemos más casos de violencia, en todos los géneros (femenino y masculino) y en todas las edades (bebés en gestación, niños, adolescentes, adultos y mayores), vemos violencia en la escuela, vemos violencia en la calle, en la televisión, y para poder combatirla deberíamos irnos al principio de todo el problema que es la enorme falta de valores que acecha a nuestra sociedad.

Una sociedad que se empeña en convencerse que es normal asesinar a un bebé en el vientre de su madre, una sociedad que se empeña en convencerse que lo importante para una mujer es tener una vida sexual plena entendiendo por mujer incluso a las niñas de doce y trece años, pues mucho se oye últimamente que con trece años se pueden mantener relaciones sexuales consentidas, una sociedad que esconde a sus abuelos en residencias, y que rompe vínculos basándolos en la falta de amor, tomando al verdadero amor como si fuera una enajenación mental transitoria, una sociedad que no enseña a sus individuos que el respeto es la base fundamental de toda relación, en la que las figuras de autoridad se encuentran tan diluidas que ya son casi invisibles, es una sociedad abocada a la violencia, y así una Consejera esta mañana se llevaba la mano a la cabeza al decir que como era posible que los hijos y nietos de la democracia fueran tan violentos. El problema, la negación, no estamos educando en el nó, sino en el todo vale, lo que tu quieras, y claro cuando las cosas no se pueden tener pues hay que tenerlas por la fuerza…. y así nos va.

Mujeres asesinadas, maltratadas, humilladas, hundidas y casi sin identidad, mujeres que se sienten escoria, a pesar de ser las víctimas, y una sociedad cínica y falsa que les pone la mano en el hombro pero a la hora de la verdad, a la hora de la verdadera lucha les da la espalda, no es nuestro problema, no nos atañe y nadie cae en que a cualquiera le puede pasar.

Si nos dejamos abofetear la  primera vez, vendrán más tortas y más faltas de respeto, y cada vez el abismo será mayor y puede tener la peor de las consecuencias la muerte. Pero casi nadie habla de los mayores y las formas humillantes en las que en muchas ocasiones son tratados, de los niños que se crían como pequeños seres retorcidos, egoístas y caprichoso por ese complejo parental de darle todo, todo, todo aunque eso implique malcriarlos y crear potenciales maltratadores por no enseñarles que el no también existe y que es necesaria experimentar la fustración. No se transmite que las cosas se ganan con el esfuerzo y con el trabajo, no se inculcan valores en las familias, y no hablemos de las escuelas, donde también podríamos hablar de los malos tratos que sufren los maestros y profesores, por alumnos y padres.

Y no podemos dejar de hablar de la peor de las violencias, el aborto, aquella que acaba con la muerte de seres indefensos bajo el engaño de dar libertad a la mujer.

Reflexionemos, pensemos, y llegaremos inexcusablemente a la conclusión, para erradicar el maltrato la base es una buena educación.

BUENAS MADRUGADAS.

3 comentarios en “Y POR FIN SE ACABÓ LA VIOLENCIA DE GÉNERO

  1. Querido Alberto:

    Creo que el problema lo tienes tú, pues yo hablo de la violencia y de que por desgracia no solo existe la violencia de género. Tu eres el que lo relaciona todo con el tema, pues eres al único que se le ha ocurrido pensar eso.

    De todas formas gracias por participar en el blog.

  2. Ojalá fuera pronto, Ojalá fuera ya… que se terminara de una vez esta violencia y también la que no tiene apellidos. Sin embargo, creo que el desgobierno está errando el tiro, las cosas no se acaban promulgando leyes más o menos permisivas, si no rescatando los valores que nos hacen MAS HUMANOS. Mientras no se den cuenta de esto…., mal vamos.
    ABRAZOS.

  3. Ajajá!!!, te pillé!!!, ya sabria yo que sacarias un dia uno de estos temas polemicos que tanto nos gustan a ti y a mi….el aborto…porque claro ese es el tema subyacente en tu post…y el tema de la violencia de genero en este articulo no es mas que una mera excusa o un mero vehiculo para terminar criticando el aborto.
    En fin, como siempre erras al hablar del tema. Es muy bonito todo lo que dices, pero es pura demagogia. NO se apoya el aborto en pos de la libertad de la mujer, ni para que en contrapartida tenga un vida sexual plena, si no porque se trata de estar abocado a una responsabilidad, la de ser padres, para la que muchos no estan o estamos preparados. En que cabeza cabe que una chica que trabaja mañana y tarde ganando 700 euros, pagando un hipotecon, cuya pareja gana igual o menos que ella y tambien con horario completo se quede embarazada y siga adelante con el embarazo?….la sociedad actual a veces nos obliga a tomar decisiones que quizás no deseemos, pero hay que ser realistas…hay situaciones y coyunturas en la vida en las que una mujer no puede ni debe quedarse en cinta puesto que no le daria al niño ni la atencion ni los cuidados que merece. Por tanto, la mujer ha de tener la libertad de decidir si sigue o no adelante con el embarazo lo cual seria un gesto acertado de Sentido Común. No siempre se tiene a mano una abuela o una madre a la que endilgarle al niño mientras se trabaja todo el día. Quizás tu contaras con apoyos con los que otras mujeres desgraciadamente no cuentan, ni todas tienen un marido excepcional que las ayude en todo y compartan las responsabilidades de criar a ese niño. Muchas son solteras, otras estan en paro o tienen problemas mas acuciantes. Desde tu perspectiva quizás tener hijos y criarlos sea “facil”,pero te aseguro que para otras mujeres tener un hijo en determinadas circunstancias economicas y familiares suponen un verdadero problema. Por tanto la mujer ha de tener derecho a elegir cuando quiere tener hijos.

¿Qué te ha parecido? Deja tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s