Cosas de género o de genio.


En la imagen, mi hija Ana, el pasado viernes en el Muelle de Cádiz, me acompañó junto a mis otras dos hijas mientras trabajaba. Cosas de la conciliación.

Muchas veces me toca un poco las narices, esas expresiones de las madres de la anterior generación comparando su vida como mujer con la vida de la mujer de hoy. Y esa estupenda frase, pues hija a mi tu padre no me ayudaba nada, no te quejes que tu marido te ayuda muchísimo.

¿Pero que es eso de ayudar? Creo que eso sí que es una afirmación machista, realmente machista y dañina. Siempre se ha dicho que las comparaciones son odiosas, y que el trabajo doméstico, el del ama de casa es muy sacrificado. Pero  hoy día, las mujeres somos trabajadoras y encima amas de casa, aún no nos hemos quitado el rol de fregona de encima, esa es la verdadera realidad, son  muy pocas las mujeres que pueden decir que comparten las tareas del hogar con sus esposos al 50%. Lo normal, en la mayoría de los casos, es muy fácil, la mujer es la que cambia los horarios del trabajo para asistir al cole a esa tutoría, la que pide días libres para cuidar a los hijos cuando son enfermos, y por supuesto, si encima trabajas en una oficina, y tu marido en algún sector de trabajo físico (mecánica, albañilería, fontanería, electricidad, industria) tu trabajo es una balsa de aceite, mientras que el tuyo es agotador.

Y seguro, que ahora que cuento esto, muchas mujeres se sentirán identificadas conmigo. Muchas veces mi marido me recrimina que me creo el centro del universo, y que quiero ser omnipresente, pero al final, siempre su actitud me da la razón, hace una semana estuve con una pielonefritis con sepsis que me hizo estar siete días en cama, sin poderme mover con mucha fiebre y dolor, las consecuencias, mi hija Lucía no vio revisadas sus tareas del cole en toda la semana y se durmió un poco en los laureles, así que para que después te digan que te relajes. ¿Cómo me voy a relajar si cada vez que bajo la guardia salta la liebre?¿Cómo pueden ser algunos hombres tan tranquilos?

Con este post, no quiero hacer una crítica a mi marido, que tiene también muchas virtudes, tan sólo quiero desahogar esta sensación de impotencia que siento cuando mi madre me dice, Hija es que el pobre está cansado, y le digo ¿y yo no mamá? Pero hasta mi madre no ve mi trabajo cansado, ni agotador, porque en su mentalidad, Antonio le de la cena a las niñas porque yo no estoy en casa, bueno la cena, un “vasito” de Cola-Cao y a la camita, porque si mamá no está eso es lo que hay de cena. Y después me viene mi madre con que mis dos peques están canijas. En fin, que aún nos queda mucho que hacer en esto del género, y es en este sentido en el que hay que trabajar y no en tantísimas tonterías en las que los políticos se gastan los euros de todos nosotros, los contribuyentes.

Anuncios

2 comentarios en “Cosas de género o de genio.

  1. Susana trabajamos los dos las mismas horas, pero hay periodos que yo trabajo más horas que el, lo único es que el insiste que su trabajo es más físico que el mío. En fin, cosas de hombres.

    Me gusta

  2. Si tu marido trabaja más horas que tú, lo lógico es que haga menos en casa. Si trabajáis el mismo número de horas en un trabajo similar, entonces sí que debería hacer un cincuenta por ciento. No se puede generalizar.

    Me gusta

¿Qué te ha parecido? Deja tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s