Trabajo una palabra presente en la mente de todos



Hace unos días este blog sufrió un revulsivo, el pasado domingo terminaba de aplicar unas técnicas nuevas de posicionamiento para aumentar el número de visitas. Y es que al pobre lo utilizo de conejillo de indias para después aplicarlo a mi trabajo diario, al que me da un sueldo para llevar a casa.

Y hablando de todo, sueldo y trabajo, dos palabras importantísimas en cualquier momento, pero que ahora con la que nos cae encima se hacen más latente en la mente de todos. En tan sólo tres 72 horas, 12.000 personas han llegado a mi blog haciendo búsquedas en google de la palabra trabajo. Muy fuerte, no lo voy a negar, en primer lugar porque este sitio es un simple espacio donde comparto ideas, pero que para nada es un lugar importante, ni de renombre, ni está alojado en ningún periódico de distribución nacional, es simplemente eso, el blog de Anaroski y sus amigos.

Pero, cuando nos encontramos con una realidad que pone de manifiesto casi 5.000.0000 de desempleados, y eso teniendo en cuenta el maquillaje (parados haciendo cursos, prejubilados y los que trabajaron estacionalmente en semana santa, que no cuentan en las estadísticas), es normal, que si etiquetas una entrada de tu blog con la palabra trabajo, con un SEO decentito y presencia en redes sociales, se produzca el revulsivo.

Todo esto me hace pensar, y mucho, en todos aquellos que no tienen tanta suerte, y están en paro, hartos de buscar, y viendo como la realidad se tambalea cada día un poco más bajo sus pies, y creedme se de lo que hablo, lo viví hace tres años cuando cerró DELPHI, y mi marido y yo tuvimos que buscar el queso en otro lugar.

El trabajo es un derecho y también es un principio constitucional, y algo debe de fallar en este sistema cuando por desgracia estamos en esta situación. Es hora de pedir responsabilidades a quiénes las tienen, es hora de que algunos paguen por sus errores, como todos pagamos por ellos, no se crean, y es hora de que se comience a notar ese cambio. Necesitamos volver a estar ilusionados, necesitamos algo en lo que creer, necesitamos creer que hay gente honrada en política, gente que realmente tiene capacidad para el servicio público, gente comprometida y seria que trabaje y gestione, de forma que el tejido empresarial por fin se reactive y se empiece a crear empleo de nuevo.

Ojalá, el próximo año, 2012 bicentenario de la Constitución de 1812, más conocida como “La Pepa”, ese primer paso hacia las libertades, que no el libertinaje y el todo vale, marque un antes y un después a la situación, y a partir de ese momento España, Andalucía y Cádiz, mi provincia vayan imparables. Ojalá y Dios lo haga, pero lo que está claro es que con un gobierno socialista esto es algo más que utópico.

A un niño no hay que hacerle los deberes porque no aprende, hay que enseñarle a estudiar.
A un parado no hay que darle subsidio a modo de limosna, señores hay que reactivar la economía.
Un ciudadano no puede perder su casa y encima seguir debiendo dinero a los bancos, cuando somos nosotros no se nos olvide quienes con nuestras aportaciones al Estado les hemos ayudado y salvado el culo. Por Dios esto hay que cambiarlo, mucha gente se está quedando sin nada.

Nos jugamos mucho en unos días, y tenemos que ir a votar, tenemos que cambiar el panorama, en nuestra mano está el hacerlo, y si no lo haces no te quejes, no tienes derecho.

Buenas madrugadas.

Anuncios

¿Qué te ha parecido? Deja tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s