En Urgencias


Hace un par de días tuve que ir a urgencias debido a un fuerte dolor que fue diagnosticado como cólico nefrítico. Me llamó la atención mientras me retorcía de dolor en una butaca la falta de educación de la gente en las salas de espera, que ven llegar a un enfermo y no hacen por levantarse y ceder su asiento, uno de esos valores perdidos en la crisis que nos azota, cuando encontré mi sitio al final de la sala, pude comprobar como vecinas de la barriada colindante se acercaban a charlar unas con otras como punto de encuentro en lugar de ir a una cafetería.

Esta entrada de hoy es una crítica, pero sobre todo es una crítica al usuario, pero también es una crítica al sistema. ¿No sería necesario formar mejor a los usuarios para saber cuando deben ir a urgencias? Muchas personas lo utilizan como un servicio médico a la carta sin listas de esperas.

Entiendo que las urgencias están para los traumatismos, los puntos, y por supuestos cosas peores, pero no para determinadas tonterías que bien podrían ser atendidas en las consultas de atención primaria, nos hace falta formación y más cultura sanitaria, un punto importante a desarrollar que seguro conseguiría despejar un poco las consultas de urgencias y reducir el gasto.

Después están los que no tienen seguridad social, mientras esperaba la larga cola de admisión retorcida de dolor, pues mi marido había ido a aparcar el coche, se me coló una guiri con pasaporte cubano porque parece ser que tenía una conjuntivitis en el ojo, según chapurreaba a la funcionaria de turno que parecía haber recibido un título a como escribir más lento, yo creo que si lo intentara no me saldría. Formularios y más formularios para poder recibir atención médica, y mientras la cola comenzaba a serpentear, después dentro fue otra cosa, un buen médico, un buen equipo de enfermería y ganas de currar, eso fue lo que noté.

El Sistema Sanitario no piensa en sus profesionales, ni tampoco en sus pacientes y además cuando a un politicucho le hace falta lo tratan como en una privada con lo cuál no pueden experimentar las colas, los agobios y las charlas en las salas de esperas de las vecinas del primero y el quinto que  se reúnen para discutir quien tiene el cuadro médico más completo, ese es el retrato de mi Andalucía, de la Andalucía que ha creado el regimen de PSOE.

¿Qué te ha parecido? Deja tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s