Un milagro en la familia


Ayer salimos del chalet para ir a San Fernando, teníamos que devolver la bandeja de la gran tarta que nos zampamos el sábado en la reunión familiar. Al salir de la pastelería ahí estaba ella venía con mi padre y unos amigos.

Mi madre se daba su típico paseito despues de la Misa del Domingo, y estaba guapísima, nadie diría lo que meses atrás ha ocurrido, su aspecto inmejorable a pesar de su peluca, que os puedo garantizar que no se le nota. Con su estilo peculiar, siempre le ha gustado arreglarse mucho a pesar de que no quiera reconocer que es muy presumida y con unos kilos menos que le han sentado mejor, se paseaba feliz por la calle Real. Y mucha gente se paraba admirada de el estado de salud que transmite, este miércoles habrá de nuevo quimio, y otra vez comenzará la lucha, pero esta vez la botella la veo medio llena o mejor medio vacía, pues ya queda un chute menos para que  se cure.

La rabia que el móvil se me quedó sin batería porque si no, hubiera inmortalizado el momento para acompañar esta entrada de mi blog, que no pretende otra cosa que daros las gracias y agradeceros a todos vuestras oraciones.

Buenas tardes.

Anuncios

¿Qué te ha parecido? Deja tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s