Operación Devoragrasa


Queridos amigos:

Hoy por aquí con levantito del bueno, por lo que no hemos podido irnos de senderismo como queríamos, así que lo tendremos que posponer para dentro de dos fines de semana. El próximo “finde” toca ir a Málaga.

Desde hace ya casi tres años mi silueta se había convertido en algo circular tipo albóndiga así que he decidido poner solución estricta al problema y volver a recuperar mis 60 kilos de siempre, ya estoy harta de ver al 7 por delante en la báscula. Cuando me enfrenté a la triste realidad pude comprobar que ni en los embarazos de mis hijas y han sido cuatro había sido capaz de coger tantos quilos, y cada vez el armario con más ropa sin usar y un sentimiento de culpabilidad enorme. No me reconocía frente al espejo.

Se que los años pasan para tod@s y por supuesto también para mí, y también se que hay momentos en la vida donde lo que menos importa es la silueta  porque hay problemas más importantes que solucionar, y ese ha sido mi caso. Pero también sé que es importante comer bien y llevar una buena alimentación, sobre todo cuando nos acercamos a la cifra de los 40 y la salud empieza a ser un tema más importante pues de como nos alimentemos así pasaremos nuestros años de vejez.

Por todos estos motivos el pasado 10 de septiembre decidí ponerme a dieta, era la tercera vez que lo intentaba, las dos primeras por mi cuenta y en esta ocasión decidí ponerme en manos de un profesional de la nutrición y los resultados comienzan a verse y yo comienzo a ilusionarme con llegar a Navidad con mi peso de siempre. Once quilos me separan aún de mi objetivo.

He de reconoceros que me he pensado muy mucho hablar de esto en mi blog, porque adelgazar es un tema delicado, sobre todo con tanta gente que sufre anorexia, debido a que no se acepta como es. Pero al final he decidido hablar del tema porque creo que puede servir de ayuda.

En estas tres semanas he vuelto a disfrutar de comer a mis horas, de comer bien, de comer sano, a paladear frutas y verduras tan olvidadas antaño por pura pereza y comodidad ya que es más fácil ponerte un bocata con lo que tengas en el frigo en ese momento o cocerte pasta.  También he notado menos ansiedad por comer, aunque creo que a eso también ha contribuido tener menos problemas, y tener la cabeza más tranquila y sobre todo me he vuelto a ilusionar y he comenzado a sentirme bien.

Mi consejo es sencillo si notáis que os sobra peso no lo dudéis consultad con un profesional y dejaros asesorar, no hagáis locuras, la vida y la salud es lo más importante que tenemos, lo demás con constancia y esfuerzo seguro que llega. Espero pronto colgar una foto bastante más ligerita de kilos.

Buenas tardes a todos.

 

Anuncios

¿Qué te ha parecido? Deja tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s