De limpieza


Imagen de la organización de la limpieza de otoño, cortesía del buscador de google.

Hoy sábado he estado de limpieza de temporada, porque en algún momento llegará el frío aunque el calor de momento se niegue a marcharse.

Uno de los rincones más caóticos de la casa siempre suele ser el cuarto de mis dos hijas pequeñas Lucía y Blanca, así que cuando toca limpieza de temporada hay que tocar zafarrancho de combate y es que las dos peques (6 y 3) no suelen ser muy duchas en esto de la recogida tras los juegos, y en vez de recoger esconden para cuando pasamos revista.

Y mientras te quedes en lo superficial, pasa como con las personas que te crees que a simple vista está todo controlado, cuando si te adentras un poco, compruebas el gran caos que esconde ese orden aparente.

Ha tocado probar trajes, organizar ropa y reorganizar armarios. Ropas de la mayor que le quedan pequeñas pero que aún no le quedan bien a la mediana, ropa de la mediana que pasan para la pequeña, vamos una producción con cadena de montaje incluida a lo Henry Ford ha tenido lugar en el domicilio de los Genil-Ros. Supongo que como en muchísimos hogares españoles.

Al ir avanzando la jornada he podido observar la cantidad de cosas que acumulamos y que a veces son innecesarias, y es que por pena, por guardar o por tener, atesoramos tal cantidad de objetos que al final tienes que pedirles permiso para poder disfrutar de la estancia o la habitación.

A tan sólo dos meses de las Navidades y casi tres de los Reyes Magos, me planteo si es necesario tener en casa tantos tiestos, tantos juguetes que al final acaban con las piezas extraviadas o tantos bebés (Nenucos, Baby Born y otros), creo que hoy he contado como ocho de ellos en total entre mis dos hijas, cuando al final solo juegas con uno. Y me he acordado de mi madre, de como jugaba con su Mariquita Pérez, a la que cada año mi abuela le hacía unas nuevas vestimentas con los retales de la costura que eran auténticas obras de arte, y que al vestirla de nuevo parecía que tenías muñeca nueva. La recuerdo perfectamente, porque hasta hace poco tiempo estuvo en casa de mi abuela, no sé bien que pasó con ella, pero he de reconoceros que a mí no me atraía en absoluto la muñeca, es más me asustaba un poco la expresión de su cara, así que no me extraña que mi abuela la quitara de en medio.

Cada vez estoy más convencida que los niños no necesitan tantos juguetes y si más tiempo con sus padres, si más tiempo para hacer familia y que está en nuestra mano el romper ese consumismo al que inconscientemente nos tienen sometidos los medios de comunicación.

Este año, a pesar de estar mejor ecnómicamente, mis regalos de Navidad serán escuetos en gasto, porque ahora entiendo cuando mi madre me hablaba de que hay que dar cuenta a Dios cuando se malgasta en cosas que no necesitamos, y más cuando hay otros, y por desgracia cada vez más que no tienen absolutamente nada porque lo han perdido todo, y no son gente rara, ni mucho menos, son gente como tu y como yo, gente que en un giro en el paseo de la vida han visto como sus ilusiones y todo por lo que habían luchado se han ido al garete.

Así que este año seré escueta, ¿Los Reyes no son tres? Pues ese será el número máximo de regalos a recibir, creo que un tope bastante en condiciones, porque después vienen los titos, las titas, los abuelos y los amigos allegados, y al final no saben a que atender en qué fijarse.

La mejor Navidad que podemos ofrecer a nuestros hijos es hacer actividades en familia, compartir nuestro tiempo, nuestra alegría, y porqué no nuestras preocupaciones y miedos, eso es la familia, algo así como los mosqueteros, uno para todos y todos para uno.

Buenas madrugadas.

Anuncios

¿Qué te ha parecido? Deja tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s