Mi carta a los Reyes en Navidad



Queridos Reyes Magos:

Hoy es Nochebuena, y mañana es Navidad, y como ya sabéis el lunes es mi cumpleaños.
Este año no pensaba mandaros ninguna porque creía que no necesitaba nada pues tengo un marido que me quiere y al que adoro, tres hijas preciosas y parece que mi madre va remontando esta última batalla al maldito cáncer.

Ya sabéis lo sencillita que soy para los regalos, la colonia siempre es la misma, Eau de Rochas, sabéis también que me hacen falta unos pantalones de pirata para el gimnasio y que sueño con tener una Tablet Pc, pero para esto no os iba a molestar la verdad, pues para mí es mas importante disfrutar de mi familia al completo esta navidad que estas cosas que sabéis que me gustan.

Lo que ocurre es que en los últimos días las cosas se han sucedido de forma distinta, ahora si tengo que pediros algo, y es muy difícil lo se pero no imposible, seguro que en vuestros libros de magia habrá algo que nos pueda ayudar.

Necesito que curéis a mi padre, que tiene cáncer también, así que ya tengo a los dos malitos y eso si que me entristece hasta partirme el corazón. También sabéis que me encanta la Navidad y que intento transmitir mi energía a los demás dentro de mis limitaciones por este carácter tan impulsivo que tengo.

Hemos pasado unos días duros, difíciles y se que quedan más por venir, la situación es muy delicada pero los milagros existen yo lo sé. Se que ya con mi madre ha habido uno pero con él hay que hacerlo también, sabéis que lo quiero con locura y lo que me importa.

Así que ahí va mi petición, quiero que mi padre se cure, eso es lo que quiero y que disfrute a sus nietas y nietos un poco más que aún es muy pronto para despedidas. Os ruego que me ayudéis en este menester y le digáis al niño Dios que esto tiene que resolverse, es urgente y necesario.

A pesar de esta situación prometo ser hoy feliz y mañana y el lunes, y todos los días esta Navidad.

Recuerdo el mes de mayo, cuando veía imposible que mi madre estuviera en Navidad con nosotros, ahora tenemos a papá también enfermo y el abuelo Manolo no está. Así que en vez de lamentarme, daré gracias a Dios por tenerlos todos conmigo esta noche, y seguro que habrá cinco estrellas brillando fuertemente en el cielo cuando reunamos para celebrar que el Niño Dios ha vuelto a nacer, serán mis cuatro abuelos y mi niña a la que no conocí.

Sin más porque no quiero poneros tristes, sino al contrario compartir con vosotros mi felicidad, esa felicidad de la que ha aprendido a ser feliz con poco y a valorar esos momentos tontos, mágicos y entrañables que son la verdadera felicidad.

Os deseo unas felices Navidades a todos, en compañía de la familia y disfrutando de la amistad, esa que me profesais a mí a diario leyendo este blog donde me intento desahogar.

Feliz Navidad a todos, que Dios va a nacer y el Mesías viene ya, que llene nuestros corazones de alegría, amor y felicidad.
Buenas tardes.

Pero no solo os pido para mí, también quiero que mandéis un buen kit que ayude a nuestros dirigentes para que salgamos de esta maldita crisis y no haya tanto paro y tanta penuria para que así las próximas navidades seamos más los que podamos seguir celebrando la Navidad.

Buenas noches.

Anuncios

¿Qué te ha parecido? Deja tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s