Ni frío ni calor, sino todo lo contrario


Buenas tardes a todos:

Os escribo después de varios días con el ánimo muy bajo para escribir, desde el hospital como se ha convertido en costumbre en estos últimos meses. Parece que mañana si Dios lo quiere tendremos a mi padre y a mi ahijado en casa y todos podremos tener un día de reyes feliz, valorando y apreciando si cabe un poco más a la familia.

Este tipo de situaciones te suele poner de manifiesto el cariño de mucha gente, pero también la indiferencia de otros, gracias a Dios los menos, pero alguno ha habido. Sobre todo cuando con esos “otros” siempre has cumplido y lo sigues haciendo, pero parafraseando a mi madre hace unos días, Jesús siempre nos dio el ejemplo de poner la otra mejilla, pero claro al menos a mí sabiendo que me va a doler me cuesta ir a por otra aunque haya veces que me las lleve todas juntas.

Nunca he sido mansa, más bien todo lo contrario “brava” y eso me ha traído muchos problemas pero también muchas alegrías y cariño de otros, no sé porqué escribo esto quizás sea por la canción que estoy escuchando en estos momentos.

 

 

¿Qué te ha parecido? Deja tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s