Reformar el estilo de vida


Hace cuatro años tuve que dar el cerrojazo a mi negocio porque no iba bien y antes de que la situación fuera a más había que salvar los muebles, la casa y la economía todo lo que se pudiera.

Hoy día aún pagando deudas del negocio que tuve, ya muy pocas gracias a Dios y con la cuenta bancaria que va entrando y saliendo de la UCI, comparo mi situación vivida en estos tres últimos años con lo que se nos viene encima como país.

Nos ha llegado la época de apretarnos el cinturón de aprender a vivir con todavía menos, de optimizar recursos y de gastar solo en lo estrictamente necesario, mientras al principio echas de menos cosas como salir los fines de semanas a tapear, comprarte la preciosa ropa de marca que antes comprabas, comer productos de primerísima calidad, ir de puentes, de fines de semana, de vacaciones, comprar por comprar aunque no hiciera en muchas ocasiones falta.

En España se ha dilapidado mucho dinero en estupideces, en tonterías y lo importante lo realmente importante se ha dejado de lado. Tenemos un nefasto sistema educativo, una formación profesional prácticamente anulada y convertida en cursillos de tres al cuarto que no tienen nada que ver con la realidad laboral y no te capacita prácticamente para nada, de la universidad ni hablamos, el listón cada vez es más bajo y así nos luce el pelo.

Además hemos lanzado el mensaje de: ¡Papá Estado te lo soluciona todo, todo, todo! Como el anuncio de Catalana Occidente, y nosotros nos hemos ido aburguesando, y sintiendo que tenemos que tener ciertos privilegios pues como el anuncio antiguo ese del champú “Porque yo lo valgo” y ahora cuesta abandonar esa tesitura.

De nada sirve retorcerse y quejarse, pues ha llegado el momento de afrontar el papeletón que tenemos, como yo tuve que hacerlo hace tres años. Así que no me da miedo afrontar mi pequeño papel dentro de estas medidas drásticas que ahora tocan tomar.

Estos tres años me han enseñado muchas cosas, darme cuenta de todo aquel que estaba a mi lado por conveniencia, ahora tengo a los que de verdad me quieren, me ha enseñado que viviendo con menos recursos se puede ser feliz y he aprendido a disfrutar de otra forma, y lo que ya me ha dado ese punto de serenidad es ver a mis padres enfermos con una grave enfermedad. Es cuando te planteas ¿de que sirve vivir a todo tren? Si al final encuentras una piedra grande en el camino y tienes que cambiar tu recorrido. Por eso, creo que las medidas son acertadas aunque duras, como para mí lo fue dejar de ir al Corte Inglés, cancelar todas las tarjetas de crédito y ver como mi padre tuvo que comprar los uniformes de mis hijas porque yo no tenía para pagarlos, duro fue ver como llamaban a casa recordandome que tenía pendiente esto y aquello, y ahora supongo que nuestro gobierno estará igual, recibiendo llamadas de cosas pendientes de pago, recibiendo el típico consejo de es que no teníais que haber hecho esto y lo otro, pero con una diferencia Rajoy y su equipo se lo han encontrado, yo me lo busqué por no saber hacer las cosas bien.

Por eso creo que es humilde y engrandece al hombre reconocer el error, y por desgracia aún no he escuchado a ningún político del PSOE reconocer que se han equivocado que no lo hicieron todo lo bien que debían.

¿Reformas laborales? Y a mi qué, por no hablar de los que no tienen nada, de los que lo han perdido todo hasta la esperanza de encontrar un empleo, a esos la reforma laboral puede ser algo que a lo mejor les ayude, el tiempo lo dirá, al igual que el tiempo en una familia y el control del gasto va haciendo que se reajusten cosas o medidas que se tomaron como válidas y despues no ha funcionado.

Es de canallas criticar un gobierno que lleva siete semanas en el poder, al frente de España, habrá que esperar, cuando la deuda es muy grande y la situación es muy complicada no puedes ver resultados a corto plazo, en mi caso, los resultados han comenzado a verse este año tras tres años y medio duros y difíciles.

Ahora tengo un sueldo que no es ni la mitad que el que antes tenía, pero eso es lo de menos, estoy super agradecida a esa llamada de teléfono que recibí diciéndome que el trabajo era mío, porque era mejor eso que no tener nada y arriesgarme a perderlo todo. Hoy día me siento rica, y lo digo de corazón tengo un trabajo que me encanta hacer, unos jefes estupendos a los que aprecio y admiro, unos compañeros que me han demostrado su cariño cuando más lo he necesitado, tengo un marido que me quiere, tres hijas preciosas, sanas y que cada vez son más responsables, una casa preciosa que puedo pagar y el frigo con comida. ¿Qué más puedo pedir? Pues nada señores, darle gracias a Dios por tenerlo, y pedir por mis padres que son mi espinita en mi corazón por la situación de salud que tienen presentada.

Esto no es conformismo, esto se llama aterrizar en la tierra, y claro que soy una persona ambiciosa y con afán de superación, me gusta progresar, pero hoy se que nunca progresaré teniendo un negocio propio porque soy una pésima gestora, pero si puedo progresar en otros ámbitos, como madre, algo tan importante que hoy día a muchas mujeres se les olvida, como esposa, y por supuesto seguir progresando en mi trabajo, aunque hoy por hoy me conforme con quedarme como estoy y seguir manteniendo mi trabajo, mi matrimonio y mi relación con mis hijas, compartiendo cosas con ellas.

Hemos tenido demasiados pajaritos en la cabeza, yo la primera, y desde el cielo al suelo cuando no se lleva paracaídas el tortazo puede ser mortal, yo de momento puedo contarlo y si el sacrificio que se nos pide sirve para que muchos de los que todos conocemos tengan una oportunidad de sentirse útiles, dignos e importantes, bienvenido sea porque no encontrar trabajo ha de ser la peor de las pesadillas.

Buenas madrugadas.

 

 

Anuncios

Un comentario en “Reformar el estilo de vida

  1. “Y el frigo lleno” me ha hecho gracia esa expresión,pero que importante es,una cosa tan normal como es ir a la compra y llenar el frigo,como tu dices.

    Me gusta

¿Qué te ha parecido? Deja tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s