¿Como saber que educamos bien?


Queridos amigos:

Ayer en lugar de bendición de palmas y procesión, me tocó hacer de sargento cuartelero y llevarme un sofocón. El plan era perfecto, habíamos quedado con unos amigos para ir juntos a ver las procesiones con nuestros hijos, y disfrutar de las vacaciones de Semana Santa, pero todo se torció.

Nuestros amigos llegaron a casa, donde almorzamos juntos, y tras el almuerzo llegó la revolución, al subir a la planta alta para vestir a mis hijas me encontré una habitación caótica, la de mi hija Lucía y me enfadé muchísimo. Lo de Lucía y el orden parece que es una batalla perdida para mí y seguro que será mi culpa, porque si no consigo avances es porque algo no estoy haciendo bien.

He conseguido avances en su comportamiento, en su rendimiento escolar, en su conciencia y respeto por valores importantes, pero en el orden de su habitación, ahí no consigo nada, supongo que la maldita genética habrá tenido algo que ver pues yo de pequeña era muy desordenada y hasta mis compañeras me tenían que ordenar el pupitre de lo desastre que era en clase.

Pero claro, te haces adulta y te das cuenta, que el orden es algo importantísimo en la vida ya que te permite tener una buena organización.

Al final mis amigos, menos mal que son de confianza, presenciaron mi super bronca a mi hija, que se saldó con un arreglo perfecto de la habitación, remordimientos de conciencia de ella por haberlo desordenado y míos por haberme puesto como una auténtica maruja  delante de mis amigos con mi hija. Al final como el cariño lo puede todo, salimos a ver procesiones pero con un sobre coste, tendrá que además de mantener su cuarto ordenado toda la semana santa encargarse de bajar la ropa sucia al lavadero diariamente y poner la mesa en la cena y el almuerzo. En fin, creo que en este punto como madre hago aguas, ¿alguna sugerencia o idea? Las espero.

Feliz Lunes Santo.

Anuncios

3 comentarios en “¿Como saber que educamos bien?

  1. Eva dijo:

    Seguro que tu hija tiene otros muchos puntos fuertes. No pueden ser perfectos en todo, pero sí, nuestra labor como padres es educarles en todos los sentidos, así que solo puedo decirte paciencia, mucha paciencia. Igual la motivas con pequeños “premios” que le arranquen la reciedumbre: lo hago aunque me cueste, por ejemplo si ya es mayor dejarla media hora por la noche antes de ir a dormir o que pueda escoger la cena un día a la semana si ha cumplido con el orden, no sé, eso ya verás tú lo que es mejor.
    Muchos ánimos y ya nos irás contando los progresos 🙂
    Saludos desde Barcelona!

    Me gusta

  2. sonia dijo:

    en primer lugar nunca disuctas delante de tus amigos.
    en segundo lugar nunca discutas con tu marido delante de tus hijas
    en tercer lugar tomate las cosas mas tranquila y asi trasmistiras tranquilidad y confianza a tus hijas.

    hay q tener paciencia con los amigos, con los hijos y con uno mismo.

    una a miga q te quiere

    Me gusta

¿Qué te ha parecido? Deja tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s