Los deberes una forma de adquirir responsabilidad


Acabo de leer en el Diario El Mundo un artículo sobre los deberes escolares, ya que parece ser que se ha vuelto abrir el debate de si deberes sí o deberes no. Precisamente hace unos días la encuesta del CIS dejaba ver claramente que el 60,4% de los españoles piensa que la educación en nuestro país es muy mala y deja mucho que desear.

Por lo que se ve en Francia ha surgido recientemente esta divergencia de nuevo, ya que un grupo de padres ha puesto en duda la eficacia de estos.

Como madre de tres hijas considero que los deberes son algo esencial y necesario para los pequeños y que su hábito debe de adquirirse desde la más temprana edad. Los deberes hacen que los peques adquieran una rutina de trabajo, que aprendan a aprovechar el tiempo, que aprendan que el esfuerzo es necesario para conseguir objetivos, y además son un sistema de comunicación con los padres, que sobre todo con niños en edades tempranas nos vemos obligados a compartir nuestro tiempo y generosidad con nuestros hijos, sobre todo en la actual sociedad que tan poco tiempo nos permite para la familia.

El problema de hoy día se llama comodidad, una comodidad generada por el egoísmo. En un momento en el que para muchos plantearse tener un hijo es algo así como planificar la compra de una casa o de un coche, cuando los tenemos no siempre nos sacrificamos por ellos todo lo que debieramos o al menos hemos cambiado los conceptos. Nuestro sacrificio va enfocado a lo material, y no al tiempo que pasamos con nuestros hijos y en los pequeños detalles del día a día. Es más importante que tengan el último modelo de videoconsola, llevarles a Eurodisney que pasar tiempo con ellos, estudiar con ellos, jugar con ellos, hablar con ellos y reñirles cuando sea necesario.

Se trata de prioridades, de que es importante y que no lo es. Para eso hay que preguntarse, ¿qué es lo más importante para que mis hijos sean felices?¿Como puedo ayudarlos a ser felices y a ser buenas personas? Creo que comprandoles una Wi, una X-Box o una Play Station, llevándolos de viaje, o comprandoles ropa de marca no creo que podamos conseguirlo, aunque con esto no quiero decir que determinados detalles y premios no sean necesarios.

La importancia de los deberes escolares y domésticos es algo que genera responsabilidad en los peques, que se acostumbran a valorar el esfuerzo, el trabajo además de salir reforzados en su autoestima viendo como son capaces de resolver los problemas por si mismo bajo la atenta mirada de sus padres que desde un segundo plano a veces y otras en primera persona están ahí con ellos.

En mis años de experiencia como madre, siempre he oído a los profesores valorar positivamente a todos los niños que están trabajados en casa, ya que se nota en su comportamiento y sus actitudes que existe una rutina que despues redunda en su rendimiento académico. Al igual que también se nota los niños que en su casa tienen encargos domésticos, su responsabilidad, educación y comportamiento nada tiene que ver con aquellos mimados que se muestran como “pequeños dictadores” con sus padres, hermanos, compañeros y amigos ante algo que no es de su agrado.

La tontería mayor que he leído en el artículo que hoy publica el mundo es que los deberes generan “desigualdades entre los niños” era lo que me quedaba por escuchar. Las desigualdades no la crean los deberes las crean las actitudes de nosotros los padres ante la educación de sus hijos, ya que muchos consideran al niño como un objeto más en casa y no son capaces de sacrificar su tiempo por ellos, o quieren protegerles tanto que no les dan tregua y se quejan constantemente delante del niño, pobrecito fulanito cuánta tarea tiene que lástima de mi niño, ¿cuántas veces hemos escuchado estas palabras? Por desgracia a muchos padres de estos después los he escuchado decir que lástima de mi niño que está parado y no le sale un trabajo, mientras el hijo sigue en casa como si fuera el mismo niño pequeño de seis años. Algo para pensar, pero claro a veces ya es demasiado tarde para rectificar y al final, son nuestros hijos los que los pagan.

Un niño exigido es un niño querido, y un niño que sea capaz de desenvolverse por sí mismo será un adulto que el día de mañana tendrá opinión, tendrá capacidad de hacer cosas, de trabajar, de mantener relaciones personales, familiares y profesionales y no será un excluído ni un borrego. Pero claro, a lo mejor ese es el problema, si cortamos por abajo, si no exigimos, si nos anclamos en la comodidad muchos seguirán siendo manejados a merced de los políticos como hoy día lo son sus padres.

Deberes sí en la escuela y en el hogar, son necesarios, como también lo son el amor, la comunicación y el sacrificio para ayudar a hacerse adultos maduros y fuertes a nuestros hijos.

¿Y vosotros que pensáis?¿Deberes si o deberes no?

Anuncios

2 comentarios en “Los deberes una forma de adquirir responsabilidad

  1. Me gustaria que mandasen menos deberes o que no mandasen los trabajos escolares como matematicas, naturales…a casa porque eso seria un extra de la escuela y la jorneda de colegio debe de ser de 5 o 6 horas

    Me gusta

¿Qué te ha parecido? Deja tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s