Al saber le llaman suerte


Ayer por la noche me acordé mucho de mi abuelo Manolo, buscando alguna frase interesante para compartir en redes sociales me topé con ella. “Al saber le llaman suerte”.

Siempre lo decía cuando ganábamos al tute en esas largas partidas de tardes de verano en familia. Y tenía mucha razón no solo en el tute, sino en la vida, al saber le llamamos suerte.

Siempre decimos que suerte ha tenido fulano o fulana, sin pararnos a pensar que tipo de acciones ha tenido que realizar a lo largo de toda una vida para que la suerte se haya hecho la encontradiza.

Cada día tengo más claro que la suerte te la buscas tú misma con la ayuda de Dios, la suerte como tal no es el azar, suerte y azar son para mí dos términos distintos. La suerte profesional, la suerte en la educación de tus hijos, la suerte en tus estudios hay que buscarla, hay que trabajarla.

Mucha gente se afana en criticar a otros porque tienen suerte, en buscar causas que desprestigien el porqué una persona u otra está en un determinado tiempo o lugar, y ahí está el error no se paran a pensar que hicieron ellos para no conseguirlo.

Es muy fácil criticar al que llega cuando tu te has quedado por el camino, cuando lo honesto con uno mismo es hacer examen de conciencia y ver porqué otro ha llegado en lugar de tí, quizás el problema sea que a veces estamos tan absortos en adorarnos que rozamos el narcisismo más tremendo y tanto hedor a perfección nos impide ver nuestros defectos.

Con casi 40 años hoy doy gracias a Dios por tener mis defectos tan visibles, pues quizás por eso día a día me esfuerce en ser mejor porque llevo en mi mochila un montón de piedras que me recuerdan lo que he de corregir.

Los DAFO no vienen nada mal pues al fin y al cabo se aplica la lógica convertir las debilidades en oportunidades para hacernos más fuertes y poder así luchar contra las amenazas.

Espero que esta experiencia que hoy os relato os guste y os sirva de ayuda si es que la necesitáis.

Feliz viernes.

Anuncios

Un comentario en “Al saber le llaman suerte

  1. Es cierto. Se culpa a los que han triunfado como si fuera algo malo y simplemente se han esforzado más que el resto, en la mayoría de los casos. Un beso.

    Me gusta

¿Qué te ha parecido? Deja tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s