Aprovechate chiquillo que es gratis


Queridos amigos:

Es muy probable que lo que voy a escribir hoy en mi blog levante ampollas de mucha gente y quizás,  quien sabe, la ovación de otras muchas.

El título de esta nueva entrada lo dice todo: Aprovecha que es gratis.

Aprovecha que es gratis, es un frase que despierta la gran compulsividad de nuestro egoísmo interior ante cualquier circunstancia.

¿Cuántas veces vemos a personas recaudar objetos inútiles de propaganda y ponerse una y otra vez en las colas para atesorar estos elementos en la mayoría de los casos inútiles?

¿Quién no se ha visto arrollado por la multitud tras escuchar “se regala…”?

Pues esto es lo que nos ha ocurrido en España con la educación, la sanidad y hasta con la prestación por desempleo.

¿Cuántas veces hemos ido a urgencias por cosas de poca importancia?¿Hubieramos actuado igual si tuviéramos que pagar la consulta del médico?

¿Cuántas veces hemos desautorizado al profesor de un colegio por el simple hecho de ser público?

¿Cuántas veces hemos pensado voy a agotar mi prestación por desempleo, porque es mía y tengo por delante un año para buscar trabajo?

El todo gratis, el todo vale tiene un final, y es que de donde se saca y no se mete, el fin pronto se le ve.

Hoy escuchaba perpleja como una ginecóloga me contaba en un cumpleaños como mujeres con un dolor de regla piden una ambulancia para que se las lleve al hospital, si como han oído ustedes, una ambulancia para llevar a alguien por un dolor menstrual. ¿Donde ha quedado nuestra conciencia? ¿Acaso esto no denota falta de formación y lo peor falta de solidaridad con el enfermo que realmente grave pueda verse sin ese vehículo que puede salvarle la vida?

El otro día escuchaba a un maestro quejarse de que no puede ampliar el temario sin recibir quejas de los padres, y que cada vez los niños están peor preparados. Tampoco puede hacer nada, al final seguro que terminará formando parte de ese gran grupo de profesionales desmotivados que forma parte de la educación española.

Jardineros que ganan más que médicos, albañiles que quieren ganar más que arquitectos, parados que defraudan a todos los españoles haciendo chapuces, este y no otro es nuestro verdadero retrato de la actual sociedad, pero no es lo peor. Hoy en el autobús una mujer achacaba que su hijo de 11 años no estudiaba a la desmotivación del chiquillo porque el día de mañana no tendría empleo. ¿Así andamos ya?¿Donde quedaron la ilusión, el afán de superación, el espíritu de lucha, el esfuerzo, el trabajo, la constancia, el respeto por uno mismo y los demás?

La verdad que me gustaría saber donde están, yo intento educar a mis hijas en esos valores, pero a veces me siento una mujer con ideas en peligro en extinción, será por eso que cuando el otro día conocí la existencia del libro de Amy Chuan decidí comprarlo, ya os diré que tal.

Criar hijos entre algodones, metidos en burbujas y alejados de la dura realidad es un craso error, pero si haces lo contrario, si les crías en el esfuerzo, en la responsabilidad, hasta algunos docentes se permiten decirte, claro mujer la supervivencia, cuando cuentas que tu hija de cuatro años es capaz de preparar un aperitivo con embutidos, picos y patatas y llevarlo en una bandeja para agasajar a su madre que está en cama con un fuerte dolor de cabeza. Te hacen sentirte como una explotadora, cuestionarte si de verdad estás siguiendo el camino correcto, si lo estás haciendo bien o por el contrario eres una especie de dictadora o una sargento cuartelera.

Después me paro a analizar a mis hijas, y las veo felices, ilusionadas, movidas e incluso traviesas, son niñas normales, entendiendo por ello el concepto que yo tengo de normalidad, porque desde luego lo normal no es abortar con 11 años, ni  con 12, ni con 13, y resulta que el pasado año 78 niñas abortaron con esas edades.

Algo está torcido, y hemos de pararnos a reflexionar, sobre todo cuando se trata del futuro de los más pequeños, que no olvidemos es el futuro de este país, de nuestra nación, el futuro de España.

Una España donde es de fachas lucir nuestra bandera para algunos, esos mismos que lucen orgullosos las banderas francesas por el simple hecho de que su partido homólogo en el país galo gana unas elecciones, esos que se asustan con el avance de lo que ellos llaman extrema derecha, pero no se asustan de teorías sin sentido del siglo XIX como la de los comunistas que ahora apoyan a Griñán en el gobierno de Andalucía.

Por todo esto, no me importa pagar más de lo que pago por la educación de mis hijas, por la atención médica o por los impuestos, si este sacrificio sirve para que todos valoremos lo público como privado y comencemos a darle a lo público el sentido de nuestro, pero no solo para exigir nuestros derechos sino para exigir respeto y sumo cuidado por todo eso que lucharon nuestros abuelos y bisabuelos, nuestra libertad, algo que aún a día de hoy se nos sigue negando por mucho que digan que estamos en democracia.

Buenas madrugadas.

3 comentarios en “Aprovechate chiquillo que es gratis

  1. Pingback: Bitacoras.com
  2. Estoy de acuerdo. En la Escuela de Idiomas por ejemplo se apuntan cuarenta personas y acaban el curso diez, porque como es tan barato les da lo mismo dejarlo. Estamos malacostumbrados. Si no te importa, me gustaría copiarte el texto, con tu nombre. Un beso.

    Me gusta

¿Qué te ha parecido? Deja tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s