Se acabó el pastel


Cinco años de pan y circo. Cinco años de furia de masa contenida. Cinco años de promesas que nunca llegaron a cumplirse. Una vez más la casta política socialista se ha vuelto a reír de los trabajadores y una vez más algunos han sido como la lechera que esperaban hacer un gran negocio que les permitiera ganar el dinero que antes ganaban en la multinacional Delphi.

Los días pasaban, y con su ocaso, se iban oportunidades laborales como si de agua entre los dedos se tratara. Llegó la crisis, comenzó, creció y se agudizó y ya era tarde para buscar trabajo. Ahora muchos, quedan en la cuneta. Se acabó el pastel, como la película a la que pone banda sonora Carly Simon.

Con las arcas más arruinadas que nunca, por la nefasta gestión de los haberes públicos andaluces que durante 30 años han realizado los gobiernos socialistas en Andalucía. Vendiendo humo por esperanza, cambiando votos por desengaños. La realidad es que muchos seguro que volverán a no poder dormir, a pensar que será de ellos desde ahora, y encima se quedan solos en el peor de los momentos.

Y de nuevo se aplican las leyes de Darwin, solo los más preparados, los que mejor se adaptan al cambio son los que sobreviven, y por desgracia así es la vida, los más fuertes continúan,o mejor dicho los que luchan son los que llegan, porque el que lo intenta es el que lo consigue.

Lo que he leído hoy en Viva Cádiz, no tiene nombre, pero se veía venir. ¿Acaso creían que las empresas iban  a brotar? Desde luego lo han hecho como los famosos brotes verdes de Zapatero que aún los estamos esperando y nadie los ha visto salir.

El colectivo Delphi ya no sensibiliza a nadie, al contrario su imagen ha quedado por los suelos, porque cuando se generan esas grandes diferencias entre unos y otros, al final, cuando el privilegiado cae, el resto de parados, el resto de la sociedad piensa, dejad de quejaros bastantes ayudas habéis tenido, las que yo por ejemplo no.

Si a estas alturas no tenemos claro, que tendremos lo que nos busquemos, lo que trabajemos y por lo que luchemos, lo llevamos claro. No soy conformista, nunca lo fui, y luche y mucho por los intereses del colectivo,porque mi marido era uno de ellos. Pero cuando pude ver que no eramos nada para los socialistas tan solo una masa de gente a la que engatusar para conseguir votos, mi marido y yo lo tuvimos claro, tenemos que luchar por nuestra familia, esa es nuestra auténtica lucha y me da igual que me tilden de egoísta. Los trenes pasan y puedes montarte en ellos o dejarlos pasar, el problema es que en cinco años son muchos los trenes que  pasan y ahora todo es más difícil.

A pesar de todo, les deseo lo mejor, ojalá a pesar de la crisis encuentren trabajo, eso sí, a ver si de una vez por todas despiertan y se dan cuenta que el PSOE tiene de todo menos de obrero.

Buenas noches.

 

¿Qué te ha parecido? Deja tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s