El regalo sorprendente (Lucía Genil)


Erase una vez una niña llamada Ana que tenía una madre que también se llamaba Ana. Un día fueron a casa de su abuelo y entonces ocurrió una cosa sorprendente.

Un regalo que hacía mucho tiempo que quería tenerlo estaba allí, sobre la butaca donde se sentaba su abuelo a ver las noticias. Al verlo Ana se  puso a llorar de alegría, no se lo podía creer, el futbolín que tanto había querido estaba allí dentro de una gran caja que sobresalía del sillón por su tamaño.

Tras la gran sorpresa dio las gracias a su abuelo y después pidió a papá que montara el futbolín para poder jugar con sus hermanas. Tras un rato, todas las niñas se divirtieron mucho jugando en familia con el juguete de su hermana.

FIN.

3 comentarios en “El regalo sorprendente (Lucía Genil)

  1. Bonita historia, Lucía. Esto nos demuestra que las esperanzas por recibir las cosas que nos gustan, nunca debemos perderlas, y que es bueno tener paciencia, porque cuando nos llega nuestro deseo, nos hace mucha más ilusión que si nos lo hubieran regalado en cuanto lo pedimos.
    Estoy segura de que todos disfrutaron mucho con el futbolín tan deseado.
    Un beso grande para ti y para toda la familia ¿Se lo vas a dar a mamá y papá y a Ana y Blanca?

¿Qué te ha parecido? Deja tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s