Las dudas de fe de Lucía


lucia patines

Queridos amigos:

Ayer mi hija Lucía (8 años) me dijo: ‘Mamá, ¿tengo que ir a catequesis mañana? a lo que le respondí ‘Claro hija’, es que no se me apetece volvió a responderme la niña.

Al ver su actitud de desánimo le dije, si no vas a catequesis no podrás hacer la comunión. Y ahí vino la respuesta. La niña me dijo que no quería hacer la comunión. La primera excusa que me dio era que no quería ponerse un traje largo con can-can, a lo que le respondí que podía hacerla con un traje cualquiera que no era necesario ponerse un traje con can-can para recibir a Dios, entonces volvió a ponerme otra excusa y me dijo que no quería levantarse temprano y estar tres horas en la peluquería y otras tres horas en la iglesia, a lo que volví a contestarle que era una exagerada y que no era necesario ni levantarse tan temprano ni tampoco ir a la peluquería. Entonces la niña me dijo que una amiga le había dicho que pasaría mucha calor ese día, y volví a decirle que en mayo puede ocurrir cualquier cosa incluso hacer frío.

Viendo la cantidad de evasivas y que no era posible convencerla pues a todo lo que yo desmontaba ella volvía a responder con otra excusa, le pregunté abiertamente pues sospechaba de dónde podían venir esas ideas y más tratándose de una niña sumamente inteligente. Fue cuando astutamente le dije, necesito un motivo firme para saber porqué no quieres hacer la comunión o no podré comprenderte y respetar tu decisión, con Lucía es mejor el sondeo que el ataque directo, es decir que haberla dicho vas a hacer la comunión porque yo lo digo.

Al preguntarle por qué no quería recibir al Niño Jesús, me replicó que ella recibía al Niño Jesús cada Navidad y celebraba su nacimiento, entonces fue cuando me metí en profundidad a explicar la diferencia entre recibir al niño Jesús en Navidad y recibir a Jesús en nuestra alma. Y ahí, ya se desmoronó me dijo que no quería hacer la comunión porque su abuela no estaría para verla.

En ese momento tuve que tragar mucha saliva para no llorar pues se confirmaron mis sospechas, mi hija estaba viviendo una crisis de fe por el dolor de ver como se encuentra su abuela. Entonces le dije mira Lucía, hay que tener fe y rezarle a Dios para que abuela se ponga mejor, pero si Dios cree que es más conveniente que abuela se vaya al cielo, pues aunque no te lo creas ella te verá desde donde esté.

Y ahí volvió a darme otra respuesta que me dejó de piedra, mamá te crees que soy una niña pequeña me respondió y yo ya tengo ocho años y soy mayor, y el cielo no existe, cuando uno se muere la vida se acaba y ya no volveremos a ver nunca más a abuela y si mi abuela no está para qué quiero hacer yo la comunión. Entonces le dije que el cielo si existía y que allí íbamos los cristianos, y me replicó de nuevo, mami el cielo existe pero no así, es una parte de la atmósfera que es la capa que envuelve la Tierra, en el cielo no hay nada.

Viendo que no era capaz de sosegarla, ni de convencerla, ni de darle tranquilidad, al ir a recoger a mi hija Ana al colegio, entré a buscar al Padre Antonio Jesús, carmelita y director del colegio. Le comenté la situación por encima y se dirigió a la niña diciéndole, Lucía ¿tu no crees en Dios? Y le dijo ella, no padre no creo en Dios. Y le contestó ¿crees en el viento? Y la niña le dijo claro, y el sacerdote le respondió y como crees en el viento si no lo ves y en Dios no. Lucía contestó, el viento no lo veo pero puedo sentir como mueve mi pelo o mi falda, a Dios no lo veo y no siento que haga nada por mí, por eso mi abuela está en el hospital y yo llevo catorce días rezando y no la cura.

Hoy el padre Antonio Jesús se la va a llevar un rato para hablar con ella y espero que sirva para ayudarla, de todas formas se admiten consejos y propuestas, porque os tengo que reconocer que no se como actuar ante esta situación.

 

3 comentarios en “Las dudas de fe de Lucía

  1. Rezaré mucho por ella. No estoy de acuerdo con ese comentario, quizás debas de darle un respiro pero de Dios hay que hablarle a los niños, somos los responsables que lo conozcan y educarlos en la fe. luego ellos eligen libremente. Mi madre es muy religiosa me llevó a un colegio de monjas me habló de Dios pero sin obligarme a más. Yo me alejé mucho de la Iglesia después de la confirmación y ahora años después he vuelto, me he caído del caballo como San Pablo , y solo quiero hacer cosas con Dios y para Dios. No pierdas la fe, cada uno tenemos nuestro ritmo. Con tu permiso pongo el enlace de tu blog en el mio, me ha gustado.

  2. Perdona que te lo diga así, pero creo que has implicado demasiado a una niña de ocho años en una tragedia familiar. Mi abuelo murió cuando yo tenía esa edad y apenas me acuerdo. No fui nunca a verlo al hospital. Es algo muy fuerte para un niño y es natural que no lo comprenda.
    En cuanto a sus dudas, me temo que ha estado hablando con alguien porque no creo que se le haya ocurrido todo el razonamiento sola. Estáte atenta a sus amistades. Lo importante ahora es cuidar de tu madre. Creo que si le das mucha importancia a lo de tu hija va a a ser peor. Un beso.

  3. “y el alumno finalmente superó en inteligencia a su(s) maestros”. La niña es mas lista que la madre y que el cura juntos, y eso que la pobre criatura recibe una caña religiosa y dogmatica cada dia desde que se levanta hasta que se acuesta………dejadla que tenga su propia personalidad y que crea lo que quiera, anda ya de tanto comerle el coco a los chiquillos tan chicos…

¿Qué te ha parecido? Deja tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s