El rendimiento escolar


Hoy me está costando trabajo dormir, no paro de pensar en alguien muy especial y que lo está pasando mal. No es gracias a Dios ninguna de mis hijas, pero es alguien a quien quiero mucho, y no he podido evitar recordar cosas que a mí me pasaban cuando era pequeña. Con esto de haber nacido a principios de los setenta, en una década donde las palabras déficit de atención, hiperactividad, problemas de conducta o aprendizaje, ni siquiera sabíamos que existían siempre fui la que tiraba el vaso de refresco en las comidas familiares del domingo, la aturrullada niña que siempre metía la pata y que era la vergüenza en muchas ocasiones de sus padres.

Así crecí, sintiéndome la oveja negra de la familia, era la única que le daba disgustos a mi madre, frente a un hermano que era perfecto, estudiaba sin que nadie le dijera que lo hiciera, hablaba poco o casi nada, no tiraba los vasos de agua o refresco y nunca se metía en líos, yo por el contrario siempre andaba metida en uno.

Con el paso del tiempo, se que me moriré metiendome en líos y buscándome problemas por mi carácter inconformista, y por pensar que Dios nos ha puesto aquí para algo más que pasar sin pena ni gloria por la vida. La frase de mi madre: ‘Hija no tienes término medio’ es la más acertada, y no lo tengo o puedo decir que tengo poco, no se quedarme quieta ante la injusticia, no se callarme todo lo que debiera, pero he aprendido a salir adelante, a luchar, y sobre todo a intentar aprender de mis errores.

Con todo esto, no quiero que sintáis lástima por mí, ni estoy de bajón por haber tenido una infancia terrible, porque eso no es cierto tampoco, simplemente comparo a una niña especial con la niña especial que yo fui.

Tenemos la costumbre de felicitar a los hijos, amigos y familiares por sus notas, en mi caso puedo hacerlo cada trimestre cuando llega la gran cosecha de sobresalientes, pero no todo son sobresalientes, ni todos los niños pueden llegar a este nivel, y creedme tampoco es  necesario hacerlo.

Hace unos meses que doy clases a alguien, y cuánto más la conozco más puedo comprobar que se trata de una personita con excelentes valores, íntegra, razonable y con unas cualidades excelentes, su problema le cuesta trabajo llegar al nivel del aprobado, y tiene que esforzarse mucho.

La he visto estudiar las mismas horas que mi hija, con la misma atención por mi parte y los resultados no han sido los esperados, mientras Ana sacaba 9 y 10 ella era feliz consiguiendo sacar un cinco o un seis cuando lo conseguía, y se venía abajo cuando el resultado era un suspenso.

Por eso, creo que los suspensos han de tomarse dependiendo de quién los traiga, si ves que alguien ha suspendido y se ha dejado la piel estudiando, habrá que probar otras cosas, otros recursos que permitan a esa persona poder alcanzar la meta.

Este trimestre se han empezado a ver cambios:

  1. Mayor nivel de autoestima.
  2. Una considerable mejora del tiempo de ejecución de las tareas.
  3. Se han recuperado unas cuántas asignaturas.

Pero las mates y la lengua, esas no hay forma de momento de conseguir el objetivo, así que habrá que seguir trabajando en estas materias.

Pero si algo tengo claro esta noche, es que me siento muy orgullosa de ella, de cómo está trabajando, de como está creciendo como persona, y que seguro que Dios la irá ayudando a superar obstáculos.

Ojalá mi pequeño granito de arena, en esta construcción le sirva y vaya superando las dificultades que le impiden seguir avanzando en estas materias. Lo merece, y como le digo a mis niñas, el que lo intenta es el que lo consigue, y ella lo está intentando.

Por eso creo que antes de ridiculizar a alguien por sus notas, hay que saber que hay detrás que problemas tiene, quizás esas calificaciones sean una señal de alarma de que algo no va bien, y con esto no digo que también no haya casos de vagancia, pero no siempre es así.

Buenas madrugadas.

Un comentario en “El rendimiento escolar

¿Qué te ha parecido? Deja tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s