Antígona 2.0


antígona 20

Esta noche ha tocado teatro, un clásico de la mitología griega, la historia de Antígona hija de Edipo, versionada por un grupo de adolescentes que han conseguido poner en pie al público congregado hoy en el auditorio del parque Celestino Mutis de Cádiz.

Lleno absoluto para recoger las entradas (gratis por cierto), pero la hora y media de cola que hemos guardado ha merecido con creces las expectativas creadas.

Una obra llena de mensajes, de valores, lecciones de la vida, lucha de poder, y el antagonismo del bien y del mal presente durante todo su desarrollo, valores como el amor a la familia, a las tradiciones, a los dioses, fidelidad, capacidad de perdonar, se enfrenta a la avaricia, la obstinación, la ira, el orgullo, la envidia, y el abuso de poder.

El final no es feliz, se trata de una tragedia escrita por Sófocles, un escritor griego y que fue representada por primera vez 442 años antes del nacimiento de Cristo.

Que sería nuestra literatura, nuestra cultura sin la antigua Grecia, ahí se forjó el teatro, la pena es que no todo el mundo sea capaz de valorar a los clásicos, a los padres de la literatura y el teatro.

Grecia fue mucho más que teatro y literatura, en Grecia nació la ciencia y la filosofía, hoy he leído que para prosperar en el futuro es necesario no olvidar el pasado, pues no podemos borrar nuestras experiencias pasadas porque podemos volver a cometer viejos errores, aunque siempre están, los que como yo, parecen que nunca acaban de aprender, quizás aunque a veces el cansancio parece que te vence, cuando ves las cosas friamente te das cuenta que nunca se deja de aprender, siempre hay cosas que mejorar y que descubrir.

A pesar de lo triste de la representación, la muerte se convierte en una de las grandes protagonistas, salir con el cerebro lleno de información y mensajes que te han atravesado el alma, es la mejor forma de saber que lo que has visto, esa representación que otros han preparado para tí, ha sido capaz de tocar lo más profundo de las entrañas de tu pensamiento y sentimientos.

Lo mejor, haberlo hecho acompañada de mis hijas, y ver como las tres, cada una dentro de sus capacidades han sido capaces de sacar sus propias conclusiones de la historia representada, de la que ellas han sido testigos, llegándonos a sentir parte del pueblo de Tebas y solidarizarnos con lo acaecido a sus personajes.

Y como no, no he podido evitar acordarme de Jesús, el profe de lengua de Ana, ya que habría disfrutado mucho viendo a estos jóvenes dándolo todo en un escenario humilde que se ha llenado de magia, la de su interpretación y ganas.

¡Felicidades chavales, habéis estado fenomenales!

¿Qué te ha parecido? Deja tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s