Temores de una madre de adolescente


Jovenes color 1

Buenas tardes a todos:

Viernes y yo de los nervios, acabando ya de currar y ahora me toca darme una vuelta, mientras que mi hija mayor sale con su pandilla hasta que llegue la hora de ir a recogerla.

Aunque soy madre de tres, es decir, de familia numerosa, aunque no todo lo numerosa que me hubiera gustado, soy primeriza en esto de ser madre de una adolescente, y que conste que mi criaturita es un sol de buena y de momento la cosa no ha ido más allá de un repentino cambio de humor o estar un poquito más despistada, como diría mi buena amiga Beli, “El pavazo, Ana, el pavazo”.

Hace unos meses estaba muy preocupada porque mi hija no salía de casa, se pasaba la vida entre leer y estudiar y su tiempo de ocio viendo esas series policiacas que tanto le gustan, supongo que debido al ejemplo mío, y es que para mí la tele últimamente se reduce a eso, a ver series, porque lo demás es muy deprimente. Pero claro, cuando ves que ya lleva tres fines de semana saliendo, que le preocupa su imagen personal y que tienes que ejercer de asesora de belleza y moda, entonces empiezas a preguntarte. ¿Qué ha pasado?

De repente todo cambia, y empiezas a darte cuenta que está empezando a levantar un poquito el vuelo, y que aunque le quede aún camino por recorrer, la infancia se está acabando, llega la revolución personal. Por suerte me quedan dos más y son pequeñas 9 y 6, pero claro, a mí como madre me entra esa morriña de pensar que el tiempo sigue pasando y que cada vez la mujer gana en altura a la niña, y eso me da un poquito de miedo.

Mi Bella Durmiente es muy especial y me da mucho miedo todo lo del mundo que hay ahí fuera, y eso que desde pequeña he intentado prepararla para la vida y sigo hablando y conversando con ella, y la escucho y la aconsejo y le cuento mis anécdotas de cuando yo tenía su edad, le hablo de mis errores, sobre todo de eso tengo mucho que hablarle, y me encanta estar con ella, y verla feliz.

La verdad que debo de ser muy madre de la Pantoja, o hiperprotectora, no lo se, pero me da penita que se me haga mayor, no por el hecho de que crezca, sino porque en estos años difíciles puedan hacerle daño por algún motivo, eso me aterra. Espero que Dios me ayude en estos momentos a ser una buena madre y saber como he de guiarla, aunque seguro que muchos de los que personalmente me conocéis y conocéis a la niña, diréis, pero hija si la niña es un cielo, y yo os responderé precisamente por eso me da mas miedo.

A ver si mis amigas blogueras e internautas se pasan por aquí y me dan algunos consejillos, que falta me hacen.

Anuncios

Un comentario en “Temores de una madre de adolescente

  1. Siento decirte que te queda lo peor. Depende de cada hijo por supuesto pero la adolescencia es toda una revolución y tus preocupaciones acaban de empezar. Respira hondo. Un beso.

    Me gusta

¿Qué te ha parecido? Deja tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s