La princesa de hielo


frozen

El pasado viernes vi Frozen con mis hijas, hacía tiempo que no me emocionaba tanto una película de Disney, creo que desde Brave, que me hizo revivir mi relación con mi madre, no me había emocionado tanto.

Pero no fui la única emocionada en esa película, a Ana también le tocó la fibra sensible y vio en la princesa Ana a su hermana Lucía, que siempre está ahí pendiente de ella.

Como en todas las películas de Disney, hay mensajes, y para mí tuvo uno bien claro, si uno guarda para sí el miedo, el temor, sus preocupaciones, si no las comparte, poco a poco, te vas aislando de los demás, te vas volviendo solitario, y el sufrimiento es doble.

La familia es lo más importante, y el cariño que recibimos de ellos, ese quizás fuera el mensaje que para mí más destacó en esta película, que hizo que se me inundaran los ojos de lágrimas. No es bueno callarse las cosas, los miedos cuando se comparten dejan de serlo.

¡Que tengáis un buen día!

¿Qué te ha parecido? Deja tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s