La cosecha


la cosecha

11 días sin escribir en el blog, y ya se me apetecía mucho volver a hacerlo. He estado enferma, y bastante pocha y no he tenido muchas ganas de nada. Para una Semana Santa que hace buen tiempo me la paso en cama, pero bueno, era necesario que repusiera energías porque las baterías estaban bajo mínimos.

10 días en los que he tenido tiempo de reponer fuerzas, mejorarme y como no de organizar ideas, sentimientos, proyectos y marcar nuevas metas.

La vida es un camino, a veces más largo, otras por desgracia más corto, y con una gran incógnita, no sabemos cuando dejaremos de caminar, y hasta donde nos llevará nuestro trayecto. A veces no salimos del sendero, descarrilamos, nos caemos, nos perdemos, nos sentimos asfixiados por falta de aire, y otras sin embargo, podemos disfrutar del entorno, del sol, del cielo, del paisaje, de la compañía y porqué no, de la soledad que a veces es tan necesaria.

En estos días me he acordado mucho de mi madre, mucho más de lo normal, de sus cosas, de sus virtudes, de sus defectos, de sus manías, de su carácter, de su relación conmigo, y de mi relación con ella. Siempre ha estado presente en mi vida, y ahora lo sigue estando en mi corazón.

El pasado domingo, volvía a contemplar el albúm de fotos de la Primera Comunión de Ana, ahí estaban mi abuelo Manolo y mi madre, todos felices, fue un gran día para toda la familia. En esta próxima foto, la que nos haremos el 17 de mayo, nos faltarán los dos, en la imagen, pero su luz estará en nuestros corazones, su huella en nuestra alma, y todo lo vivido en nuestra memoria.

A menos de un mes del día más importante en la vida de mi Campanilla feliz, aún me quedan algunas cosas por preparar, y otras no las tendré que preparar porque muchos de los que me quieren ya se han encargado por mi.

No se como agradeceros a todos los que habéis salido a mi encuentro a aportar vuestro cariño, vuestra colaboración para ayudarme que el 17 de mayo sea un día súper especial para mi princesa de los ojos grandes, y es que no se como explicar el cariño que he sentido en estos últimos meses por esos detalles, que han hecho posible que si Dios quiere el próximo 17 de mayo podamos celebrar con mucha alegría que Lucía ha recibido por primera vez a Jesús.

Dicen que Dios te da el 101%, yo una vez más, y ya van muchísimas, lo corroboro, Dios multiplica nuestras acciones, y si damos recibimos muchísimo más. No tengo palabras, para expresar mejor lo que siento, como me siento, tan solo puedo decir que mi corazón está rebosante de cariño, gracias a esas bellas personas que tengo a mi lado.

¡Os quiero mucho!

Anuncios

2 comentarios en “La cosecha

¿Qué te ha parecido? Deja tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s