Saber ganar


2014-09-14 17.10.37

Esta mañana hemos recibido todos una lección de Blanca, la peque de la casa. Ayer se quedaron a dormir un grupo de amigas de Lucía y esta mañana hemos hecho unos juegos de habilidades. Dos equipos estaban formados por chicas de 12-13 años y en el tercero estaban Blanca y la hermana de una de las amigas de Lucía junto con otra amiga.

En la última prueba, se produjo un triple empate, y les pedí que tenían que escribir una historia que ocupara 10 líneas, ni más ni menos, con tres palabras seleccionadas al azar que tendrían que incluir en su relato.

Además, solo contaban con media hora para hacerlo, y el relato tenía que tener una exposición, un nudo y un desenlace, además de contar con una ilustración. Tras la vista por el jurado, 5 personas adultas han leído el texto, se decidió que el más tierno y original era el redactado por las más peques.

El premio era una bolsa de Kinder Schoko bons, esos mini huevecitos que están tan ricos, y todas querían conseguirla. Al entregarles el premio, Blanca ha sonreído y seguidamente, ha abierto la bolsa y ha repartido equitativamente su contenido entre todos los participantes, compartiendo así su premio y alegría con todos.

Y es que no solo hay que aprender a perder, también hay que saber ganar, y creo que mi peque ha dado una grandísima lección de generosidad y madurez esta mañana, cuando con su cara llena de alegría ha repartido a partes iguales los bombones a todas las niñas.

Se que mi hija tiene complejo por su estatura, quizás porque muchos compañeros se encarguen cada día de recordarle que es la más bajita de la clase, pero su estatura no está reñida con su enorme corazón, con su gran generosidad y con su carácter como persona. Y quizás porque a mí me educaron en valores, sí, en esos valores tradicionales que cada vez percibimos menos, que prefiero tener una hija de metro y medio y grande como persona que a un bulto sin corazón.

Así, que aún ando disfrutando el momento de esta mañana y como el Rey Emérito, me llena de orgullo y satisfacción tener una hija tan especial y fantástica como la que tengo. Porque, una vez más, compruebo que las mayores lecciones de vida siempre me llegan de los más pequeños, mis hijas, con razón Jesús dijo: “Dejad que los niños se acerquen a mí”.

Anuncios

Un comentario en “Saber ganar

¿Qué te ha parecido? Deja tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s