Y llegó el verano


2014-06-28 19.37.03
Menos de 48 horas para estar de vacaciones, y hago resumen de este curso que empezó con la despedida de mi madre, en el que hemos tenido varios obstáculos que saltar, demasiadas visitas a urgencias por incidentes varios y unos dolores de cabeza que parece que por fin se empiezan a controlar, aterrizaje en la adolescencia, comuniones, reuniones, elecciones y mucho stress. Pero también muy buenos momentos con mis amigos, esa segunda familia que siempre me arropa y me cuida, que saben sacarme una sonrisa cuando estoy triste y bajarme los humos cuando me subo por las alturas. También ha sido un curso de despedidas, no solo a mi madre, un hombre muy importante, Manolo Casanova, un gran amigo se marchaba hace unos meses, un luchador donde los haya, como diría mi padre, un coco, un apasionado de la medicina, de los libros y de las cosas bien hechas, y hace tan solo un fin de semana, también se marchaban dos grandes luchadoras, Maloles y Lola Fernández Altamirano, pero han habido más, el hermano de mi buen amigo Mariano que se marchaba tan solo un día antes que mi madre, o el hermano de mi gran amigo Jesús García, ese mago de la lingüística con el que me encanta hablar y discutir, sobre un tema que a los dos nos apasiona: la lengua.

Se que también ha habido algún cabreado que otro, como ese anónimo que tantas veces me ha comparado con ‘La madrastra de Blancanieves’, pero como dice mi jefe, a las personas no solo se las mide por sus amigos, sino por sus enemigos, y como decía mi madre a todo el mundo no se le puede caer bien, es imposible. Así que mamá, como ves alguna cosa ya he aprendido. Otras, si me estás viendo, serían punto de discusión entre las dos, mis experimentos y yo, yo y mis experimentos, pero los sabios recorren el camino que un día se atrevieron a aventurar descubrir los locos, y tu ya sabes en que grupo me encuentro, en el de los que tienen su domicilio en el manicomio del Puerto. Jajajaja!!!

No puedo acabar esta entrada, sin nombrar a una gran amiga, y muy buena persona, alguien que se disfraza de mujer fría y fuerte, pero que en el fondo, tiene una gran sensibilidad y mejor corazón, alguien que también ha conocido este año lo que es perder a alguien muy querido y admirado para ella, pero también ha recibido un importante premio a su esfuerzo, trabajo y dedicación, me refiero a Carol, y a su nuevo puesto en la Junta de Andalucía. ¡Felicidades preciosa! y a ver si nos vemos en julio para charlar y echar un buen ratito.

Y a los demás que deciros, después de haber estado casi un mes sin escribir en el blog, pues que os quiero mucho a todos, y que sois la fuerza en mis momentos más bajos. ¡Feliz verano!

Que vuelva la humildad


resultados-espana-976
Tras un día un poco accidentado ayer, hoy llega el momento de hacer mi particular reflexión de los resultados de las elecciones europeas.

El pueblo ha castigado a las dos grandes formaciones políticas de nuestro país, PSOE que pierde 9 escaños, y PP que pierde 8. Por otra parte, vemos como las organizaciones extremistas (de izquierda y derecha) toman fuerza, algo que realmente me preocupa.

Yo no soy política, ni tengo cargo en ningún partido, ni siquiera soy afiliada, simplemente soy una mujer de ideas conservadoras y tradicionales, con puntos de modernidad. Así me defino. Pero para mí la modernidad no es el aborto, que nos lo venden como una liberación, ni tampoco esas paranoias que nos quieren vender del género, porque género no solo hay uno, sino dos: Masculino y Femenino.
Soy española hasta la médula, orgullosa de haber nacido en Andalucía, y privilegiada de haber nacido en la Isla de León.

No voy a negar, que durante todo este tiempo no haya pensado en todo lo que ha ido pasando a mi alrededor. Yo he visto a amigas y amigos con problemas económicos, yo misma los he tenido, sin empleo, con problemas de salud, gente desesperada porque no puede realizarse personalmente, y lo veo a diario, porque por desgracia todos conocemos a alguien parado, a alguien enfermo, o a alguien que lo ha perdido prácticamente todo.

Tampoco puedo negar que la situación en la que Zapatero dejó a España era más que ruinosa, y he de partir una lanza a favor del partido que siempre he votado, el Partido Popular, de que les ha tocado bailar con la más fea en esta legislatura, y las medidas drásticas siempre conllevan reacciones drásticas por parte del pueblo.

Pero me queda una duda, ¿No se podría haber hecho más? ¿Realmente no había otro camino? Como persona patriota que me considero, he llevado con resignación las subidas de IRPF, el perder mis pagas extraordinarias, mi sueldo congelado, los suministros básicos de mi casa más caros, y pienso seguir haciéndolo hasta final de la legislatura. Porque soy de la opinión de que di mi confianza a un partido por cuatro años, pero espero, que estos resultados, sirvan para hacer lo que los cristianos llamamos acto de contricción, reconocer los errores humildemente, y trabajar por todos los que les hemos votado para devolvernos la ilusión, las ganas de seguir apostando por un proyecto político.

Que hay datos positivos, pues sí, no lo vamos a negar, pero aún no se palpa en el pueblo lo suficiente, que es verdad que en estas últimas semanas que he visitado con frecuencia la Tesorería General de la Seguridad Social, he visto a mucha gente gestionando documentación para trabajar por primera vez, pero que hay muchas personas que ya llevan más de tres años sin encontrar trabajo, y eso no hay quien lo aguante, yo desde luego me volvería loca, si estuviera en esa situación.

Por eso, creo que de una vez por todas, el país daría un paso adelante, si nuestros políticos reconocieran con humildad que hay cosas que se podían haber hecho mejor de lo que se han estado haciendo. Dejémonos de esos dimes y diretes sobre el contrario, y vamos a ver la viga en nuestro ojo. Aún queda año y medio para las elecciones generales, un plazo más que suficiente para demostrar que estamos en la buena dirección y que saldremos adelante.

Tu Primera Comunión


mi primera comunión

Poco menos de dos semanas para compartir con Lucía uno de los momentos más importantes de su vida: Su Primera Comunión. Así que he decidido componer esto. Nunca se me ha dado muy bien la poesía, así que os pido que no juzguéis la métrica sino el sentimiento, y el cariño con la que la he hecho. ¡Feliz lunes a todos!

Hoy es una fecha especial,

tu mirada refleja la luz,

y eso es porque en tu alma,

has dejado entrar a Jesús.

Esa sonrisa que enamora,

esos ojazos que cautivan,

ese corazón de soñadora,

mantendrán su llama viva.

Hoy es una fecha importante,

un día muy señalado,

y desde ese cielo gigante,

tu abuela te ha abrazado.

En la iglesia nos hemos emocionado,

y la Virgen del Carmen nos ha susurrado,

Cuidadla y estad a su lado,

que ese gran corazón necesita cuidado.

Mi pequeña Campanilla,

que se nos hace mayor,

y ha recibido en este día,

su Primera Comunión.

Y ahora todos juntos,

nos vamos de celebración,

a brindar por Campanilla,

que a Jesús ya recibió.

 

 

La cosecha


la cosecha

11 días sin escribir en el blog, y ya se me apetecía mucho volver a hacerlo. He estado enferma, y bastante pocha y no he tenido muchas ganas de nada. Para una Semana Santa que hace buen tiempo me la paso en cama, pero bueno, era necesario que repusiera energías porque las baterías estaban bajo mínimos.

10 días en los que he tenido tiempo de reponer fuerzas, mejorarme y como no de organizar ideas, sentimientos, proyectos y marcar nuevas metas.

La vida es un camino, a veces más largo, otras por desgracia más corto, y con una gran incógnita, no sabemos cuando dejaremos de caminar, y hasta donde nos llevará nuestro trayecto. A veces no salimos del sendero, descarrilamos, nos caemos, nos perdemos, nos sentimos asfixiados por falta de aire, y otras sin embargo, podemos disfrutar del entorno, del sol, del cielo, del paisaje, de la compañía y porqué no, de la soledad que a veces es tan necesaria.

En estos días me he acordado mucho de mi madre, mucho más de lo normal, de sus cosas, de sus virtudes, de sus defectos, de sus manías, de su carácter, de su relación conmigo, y de mi relación con ella. Siempre ha estado presente en mi vida, y ahora lo sigue estando en mi corazón.

El pasado domingo, volvía a contemplar el albúm de fotos de la Primera Comunión de Ana, ahí estaban mi abuelo Manolo y mi madre, todos felices, fue un gran día para toda la familia. En esta próxima foto, la que nos haremos el 17 de mayo, nos faltarán los dos, en la imagen, pero su luz estará en nuestros corazones, su huella en nuestra alma, y todo lo vivido en nuestra memoria.

A menos de un mes del día más importante en la vida de mi Campanilla feliz, aún me quedan algunas cosas por preparar, y otras no las tendré que preparar porque muchos de los que me quieren ya se han encargado por mi.

No se como agradeceros a todos los que habéis salido a mi encuentro a aportar vuestro cariño, vuestra colaboración para ayudarme que el 17 de mayo sea un día súper especial para mi princesa de los ojos grandes, y es que no se como explicar el cariño que he sentido en estos últimos meses por esos detalles, que han hecho posible que si Dios quiere el próximo 17 de mayo podamos celebrar con mucha alegría que Lucía ha recibido por primera vez a Jesús.

Dicen que Dios te da el 101%, yo una vez más, y ya van muchísimas, lo corroboro, Dios multiplica nuestras acciones, y si damos recibimos muchísimo más. No tengo palabras, para expresar mejor lo que siento, como me siento, tan solo puedo decir que mi corazón está rebosante de cariño, gracias a esas bellas personas que tengo a mi lado.

¡Os quiero mucho!

Como decirte que TE QUIERO


FELIZ CUMPLEAÑOS

Te quiero, mágicas palabras, sobre todo cuando han salido del corazón de quién las pronuncia y llegan como un dardo directo al corazón de quien las recibe.

No hay dos palabras más simples, un pronombre y un verbo, 8 letras, que son la clave de todo, una contraseña que tiene la capacidad de abrir la caja del estado anímico del corazón. Y es que no se puede vivir sin amor.

Hay muchas clases de ‘Te quiero’, porque hay muchas clases de amor. Ese ‘te quiero’ de tu hija pequeña que cuando se baja del coche todas las mañanas para entrar en el colegio, te da un beso y te dice: ‘Te quiero mamá’, o esa llamada espontánea en la mañana sin hora fija a tu marido para decirle ¿Sabes cuánto te quiero?, o esa amiga o amigo que siempre está ahí y que te dice ‘Te quiero gordi’, y no puedo olvidarlo ese ‘Te quiero abuel@’, te quiero papá’.

Yo no sabría vivir sin amor, pero es que creo que nadie puede vivir sin él. Hoy mi marido cumple 46 años, dentro de unos días nosotros cumpliremos 20 como pareja. ¡Casi nada cariño!

En todos estos años hemos tenido un poquito de todo, pero si ha habido algo siempre que ha permanecido inalterable, eso ha sido nuestro amor.

¡Feliz cumpleaños, Antonio!

La princesa de hielo


frozen

El pasado viernes vi Frozen con mis hijas, hacía tiempo que no me emocionaba tanto una película de Disney, creo que desde Brave, que me hizo revivir mi relación con mi madre, no me había emocionado tanto.

Pero no fui la única emocionada en esa película, a Ana también le tocó la fibra sensible y vio en la princesa Ana a su hermana Lucía, que siempre está ahí pendiente de ella.

Como en todas las películas de Disney, hay mensajes, y para mí tuvo uno bien claro, si uno guarda para sí el miedo, el temor, sus preocupaciones, si no las comparte, poco a poco, te vas aislando de los demás, te vas volviendo solitario, y el sufrimiento es doble.

La familia es lo más importante, y el cariño que recibimos de ellos, ese quizás fuera el mensaje que para mí más destacó en esta película, que hizo que se me inundaran los ojos de lágrimas. No es bueno callarse las cosas, los miedos cuando se comparten dejan de serlo.

¡Que tengáis un buen día!

Carta a mi hija Lucía


2014-03-08 15.55.07

Querida Campanilla:

El próximo viernes, a esta hora, estarás recibiendo el Sacramento del Perdón. Un pasito más en tu vida como cristiana, como hija de Dios.

Recuerdo aquella charla de Don Manuel Boldes, en la que nos instaba a los padres a amueblar bien la cabeza de nuestros hijos. Exactamente sus palabras fueron: ‘La mente de vuestros hijos, es una gran sala vacía, llena de sillas, vosotros tenéis la capacidad de amueblarlas correctamente, y ayudarles a que sienten en esas sillas los valores correctos, con la ayuda de Dios y María’. Desde que las escuché esas palabras han quedado grabadas en mí. Fue en la convivencia de madres e hijas con motivo de la Primera Comunión de tu hermana Ana, hoy pensando en la tuya han vuelto a brotar de mi mente.

Mediante el sacramento de la Penitencia, Dios nos perdona nuestros pecados, tenemos la oportunidad de conocernos mejor a nosotros mismos, de saber en qué tenemos que mejorar, que aspectos de nuestra vida nos alejan del camino hacia Dios y nos hacen daño.

Pero tu eres una niña muy especial, tienes un don especial, y no me refiero a tu alta capacidad intelectual, que va cariño. Me refiero a tu gran corazón, a tu nobleza, a ese cariño que desprendes por todos los poros de tu piel, a como te preocupas por todos nosotros, como te alegras cuando nos ves alegres y como te preocupas cuando nos ves triste. Eres la parte más jugosa de este bocadillo, porque tienes el don de ponerle sabor a todo.

Tu alegría, tu fuerza, tu desparpajo, tu inteligencia, tu gran corazón, tu humildad, tu bondad, tu energía, tu sonrisa, tu vitalidad, te hacen única, te hacen un ser especial, y seguro que Dios desde el cielo, se sentirá muy orgulloso de ti, cuando en ese momento íntimo, antes de confesar tus pecados medites sobre esos defectillos que parecerán átomos entre tanta bondad de tu corazón.

Mi Campanilla está creciendo, y se me está haciendo mayor, y cada día que pasa me siento más orgullosa de tí, de tu forma de ser, de tu comportamiento, y de ese gran corazón.

Quedan menos de dos meses para que hagas tu comunión, y yo vuelvo a estar llena de ilusión, una ilusión por ver que otra de mis niñas, mi princesita Lulu se me va también haciendo mayor.

Te quiero Lucía, estoy muy orgullosa de ti, aprende de este sacramento, y utilizalo cada vez que lo necesites, el alma, el corazón también necesita su higiene personal, y muy importante ese ratito de antes de ir a dormir reflexionando sobre lo bueno y malo que hemos realizado durante el día, te ayudará a ir tomando conciencia de que cosas has de corregir.

¡Te quiero vida mía!