Vuelta al colegio


lucia patines

Dice la Unión de Consumidores de Andalucía que hay que anticiparse en las compras de la vuelta al cole, y tiene razón, yo lo llevo haciendo varios años y se nota en el bolsillo pues no es lo mismo que repartir un poquito esa carga durante tres meses, que hacerlo de golpe en el mes de septiembre.

Pero las cosas no son tan fáciles, en muchos colegios hasta que comienza septiembre no te dicen que material escolar vas a necesitar y así salvo que tengamos poderes especiales como Aramis Fuster es complicado saber, como querrá Don Fulano o Doña Mengana el cuaderno, con pastas blandas o duras, de anillas o de canutillo, y ahí comienzan algunos de los problemas.

Para anticiparnos más hay que conocer que es lo que tenemos que adquirir, y para ello, todos los centros escolares deberían de entregar a final del curso a los padres, qué materiales deberán adquirir para el próximo, con el fin de que cuando toque deshacer la maleta en casa, saber que materiales podemos reutilizar, y cuáles debemos volver a comprar.

¿A vosotros también os pasa? ¿o el colegio de vuestros hijos os dice los materiales para el próximo curso al finalizar el anterior?

¡Cumplimos 6 años!


2014-02-28 14.14.31

Hoy mi blog está de cumpleaños, ¡Seis años ya, quien lo diría! Así que he pensado que lo mejor era ilustrar esta entrada con los mayores inspiradores de mi vida, mi marido y mis tres hijas. La foto es de las pasadas navidades y Dios mío, como les ha cambiado la cara a las tres, tu cariño, sigues igual de guapo.

Pero volviendo al tema de hoy, el cumpleaños de mi blog, quiero aprovechar estas líneas para daros las gracias a todos los que me leéis, me compartís, me dejáis comentarios, y seguís este pequeño y humilde rinconcito. También quiero dar las gracias a esos lectores críticos que desde el respeto han dejado su opinión por aquí, al menos me queda la satisfacción de que no pasaron por esta humilde casa de forma indiferente. 

Por todos vosotros, y porque pueda seguir celebrando años y años con esta ventana abierta, os mando un gran beso y un abrazo más fuerte aún. 

¡Se os quiere!

Nuevos proyectos


 

2014-04-01 05.51.59Inmersa en nuevos proyectos, nuevos retos, y una nueva oportunidad para crecer profesionalmente. Temiendo la vuelta al colegio y haciendo equilibrismos para conseguir conciliar, hay semanas que son más fáciles, otras te sientes como un malabarista lanzando pelotas mientras camina por la cuerda floja.

Cada vez estoy más convencida de que deberíamos de tener un manual de instrucciones, o un libro de consulta para esas situaciones que se nos plantean y que no sabes que es lo correcto hacer.

Mañana comienza el acueducto de la Virgen de agosto, yo estaré currando, y por supuesto con alegría y dando gracias a Dios. 

Preparamos el nuevo curso


4 de agosto, y comenzamos planning de repaso para afrontar el curso escolar. Francés, matemáticas, lengua y física para Ana; Conocimiento del medio, mates y lengua para Lucía, y Mates y lengua para Blanca.

Al igual que en casa hacemos limpieza general, y reordenamos nuestro hogar, ahora tras unas merecidísimas vacaciones toca, ordenar ideas, refrescar conceptos de cara al próximo curso. Aún queda algo más de un mes de vacaciones, y robarle dos horitas al día, de lunes a sábado no supone esfuerzo y los resultados son excelentes de cara al comienzo del nuevo curso escolar.

Gracias a internet, he confeccionado yo misma el material que van a trabajar mis hijas durante este mes, que ha sido adaptado a las necesidades y cualidades de cada una de ellas. Si necesitáis algo, en el blog a la derecha tenéis un banner que os llevará a una gran biblioteca que podéis usar.

Pilas cargadas


pilas cargadas anaroski por la familia por la vida
No hay nada mejor que sentirse con las pilas cargadas, en actitud positiva, con fuerzas y ganas de seguir hacia adelante. Esa sensación como de recién duchada, y es que la actitud es lo más importante a la hora de ir caminando por la vida.

Hay veces que nuestra vida parece que es una maratón de obstáculos, y los problemas crecen en cualquier rincón, algo así como cuando a un electrodoméstico de casa le da por estropearse, y en solidaridad se te estropean tres o cuatro más, pero luego, llegan etapas de paz, de interiorizar, de reflexión sobre uno mismo, y sobre el papel que en este mundo nos ha tocado representar.

En ocasiones, el guión nos pone en escenarios que no nos gustan y queremos huir, pero claro, cabe la posibilidad que al pasar la página de ese guión, sigamos con el problema, así que lo mejor es enfrentarlo.

Estas vacaciones que acaban de pasar, me han sido de gran ayuda, pues me han permitido cargar bien las pilas, disfrutar de mis tres soles, aunque eso sí, he echado de menos a mi marido, que por temas de conciliación (aquí conciliar siempre nos toca a los mismos, aunque los políticos se pongan medallas, los que nos estrujamos la cabeza somos los padres) no cogerá las vacaciones hasta la próxima semana, y de esta forma conseguir que las princesas puedan disfrutar de un verano como se merecen, y que por circunstancias de la vida, hacía ya unos años que no tenían.

El viernes volví al trabajo, y no sentí depresión postvacacional, ni nada parecido. Al contrario, me sentía feliz, por tener un trabajo a donde volver, por haber disfrutado de mis vacaciones todo lo que mi imaginación y mi bolsillo me han permitido, y por tener a un hombre maravilloso, gruñón como el solo muchas veces, cuando llego a casa, y tres petardas que muchas veces me ponen todo patas arriba y me sacan de mis casillas, pero sin las que no podría vivir.

Agosto ha llegado con buenas noticias, un nuevo horario, más flexible que me permitirá estar más tiempo con los que quiero, la boda del hijo de mi gran amigo Guillermo Riol, que es un amigo con mayúsculas, y al que adoro, y como no, ese petardo que tengo casi todos los días en casa, que con sus abrazos de oso, me ha ganado el corazón, y al que espero ver mucho por aquí, porque ya cuando no está, se le echa mucho de menos, el tiempo irá diciendo…

Ahora solo queda, poder disfrutar de esos pequeños momentos del día a día durante el mes de agosto, hacer alguna escapada loca, de esas improvisadas y sin pensar que acaban siempre en la mejor aventura, y coger fuerzas para septiembre, donde nuevamente, comenzará un año más el curso escolar, y ahí hay que darlo todo, hay que volver a poner la carne en el asador, y con energías renovadas volver aguantar nueve meses de competiciones semanales, de organización, de horarios, planificaciones y sacrificios a cambio de excelentes resultados académicos. Y es que, mejores o peores, en esta familia, todos remamos a una, si alguno no puede, los demás ayudan, y sacrifican su tiempo a cambio de que todos podamos alcanzar las metas propuestas.

 

 

Y llegó el verano


2014-06-28 19.37.03
Menos de 48 horas para estar de vacaciones, y hago resumen de este curso que empezó con la despedida de mi madre, en el que hemos tenido varios obstáculos que saltar, demasiadas visitas a urgencias por incidentes varios y unos dolores de cabeza que parece que por fin se empiezan a controlar, aterrizaje en la adolescencia, comuniones, reuniones, elecciones y mucho stress. Pero también muy buenos momentos con mis amigos, esa segunda familia que siempre me arropa y me cuida, que saben sacarme una sonrisa cuando estoy triste y bajarme los humos cuando me subo por las alturas. También ha sido un curso de despedidas, no solo a mi madre, un hombre muy importante, Manolo Casanova, un gran amigo se marchaba hace unos meses, un luchador donde los haya, como diría mi padre, un coco, un apasionado de la medicina, de los libros y de las cosas bien hechas, y hace tan solo un fin de semana, también se marchaban dos grandes luchadoras, Maloles y Lola Fernández Altamirano, pero han habido más, el hermano de mi buen amigo Mariano que se marchaba tan solo un día antes que mi madre, o el hermano de mi gran amigo Jesús García, ese mago de la lingüística con el que me encanta hablar y discutir, sobre un tema que a los dos nos apasiona: la lengua.

Se que también ha habido algún cabreado que otro, como ese anónimo que tantas veces me ha comparado con ‘La madrastra de Blancanieves’, pero como dice mi jefe, a las personas no solo se las mide por sus amigos, sino por sus enemigos, y como decía mi madre a todo el mundo no se le puede caer bien, es imposible. Así que mamá, como ves alguna cosa ya he aprendido. Otras, si me estás viendo, serían punto de discusión entre las dos, mis experimentos y yo, yo y mis experimentos, pero los sabios recorren el camino que un día se atrevieron a aventurar descubrir los locos, y tu ya sabes en que grupo me encuentro, en el de los que tienen su domicilio en el manicomio del Puerto. Jajajaja!!!

No puedo acabar esta entrada, sin nombrar a una gran amiga, y muy buena persona, alguien que se disfraza de mujer fría y fuerte, pero que en el fondo, tiene una gran sensibilidad y mejor corazón, alguien que también ha conocido este año lo que es perder a alguien muy querido y admirado para ella, pero también ha recibido un importante premio a su esfuerzo, trabajo y dedicación, me refiero a Carol, y a su nuevo puesto en la Junta de Andalucía. ¡Felicidades preciosa! y a ver si nos vemos en julio para charlar y echar un buen ratito.

Y a los demás que deciros, después de haber estado casi un mes sin escribir en el blog, pues que os quiero mucho a todos, y que sois la fuerza en mis momentos más bajos. ¡Feliz verano!

Que vuelva la humildad


resultados-espana-976
Tras un día un poco accidentado ayer, hoy llega el momento de hacer mi particular reflexión de los resultados de las elecciones europeas.

El pueblo ha castigado a las dos grandes formaciones políticas de nuestro país, PSOE que pierde 9 escaños, y PP que pierde 8. Por otra parte, vemos como las organizaciones extremistas (de izquierda y derecha) toman fuerza, algo que realmente me preocupa.

Yo no soy política, ni tengo cargo en ningún partido, ni siquiera soy afiliada, simplemente soy una mujer de ideas conservadoras y tradicionales, con puntos de modernidad. Así me defino. Pero para mí la modernidad no es el aborto, que nos lo venden como una liberación, ni tampoco esas paranoias que nos quieren vender del género, porque género no solo hay uno, sino dos: Masculino y Femenino.
Soy española hasta la médula, orgullosa de haber nacido en Andalucía, y privilegiada de haber nacido en la Isla de León.

No voy a negar, que durante todo este tiempo no haya pensado en todo lo que ha ido pasando a mi alrededor. Yo he visto a amigas y amigos con problemas económicos, yo misma los he tenido, sin empleo, con problemas de salud, gente desesperada porque no puede realizarse personalmente, y lo veo a diario, porque por desgracia todos conocemos a alguien parado, a alguien enfermo, o a alguien que lo ha perdido prácticamente todo.

Tampoco puedo negar que la situación en la que Zapatero dejó a España era más que ruinosa, y he de partir una lanza a favor del partido que siempre he votado, el Partido Popular, de que les ha tocado bailar con la más fea en esta legislatura, y las medidas drásticas siempre conllevan reacciones drásticas por parte del pueblo.

Pero me queda una duda, ¿No se podría haber hecho más? ¿Realmente no había otro camino? Como persona patriota que me considero, he llevado con resignación las subidas de IRPF, el perder mis pagas extraordinarias, mi sueldo congelado, los suministros básicos de mi casa más caros, y pienso seguir haciéndolo hasta final de la legislatura. Porque soy de la opinión de que di mi confianza a un partido por cuatro años, pero espero, que estos resultados, sirvan para hacer lo que los cristianos llamamos acto de contricción, reconocer los errores humildemente, y trabajar por todos los que les hemos votado para devolvernos la ilusión, las ganas de seguir apostando por un proyecto político.

Que hay datos positivos, pues sí, no lo vamos a negar, pero aún no se palpa en el pueblo lo suficiente, que es verdad que en estas últimas semanas que he visitado con frecuencia la Tesorería General de la Seguridad Social, he visto a mucha gente gestionando documentación para trabajar por primera vez, pero que hay muchas personas que ya llevan más de tres años sin encontrar trabajo, y eso no hay quien lo aguante, yo desde luego me volvería loca, si estuviera en esa situación.

Por eso, creo que de una vez por todas, el país daría un paso adelante, si nuestros políticos reconocieran con humildad que hay cosas que se podían haber hecho mejor de lo que se han estado haciendo. Dejémonos de esos dimes y diretes sobre el contrario, y vamos a ver la viga en nuestro ojo. Aún queda año y medio para las elecciones generales, un plazo más que suficiente para demostrar que estamos en la buena dirección y que saldremos adelante.