Yo pongo los medios, tu el esfuerzo


si quieres puedes

Apadrinar, amadrinar, ahijar, tutelar, en definitiva guiar a una persona es algo maravilloso, no hay nada más gratificante que intentar dar lo mejor de ti por el prójimo.

En los tiempos que corren, con tantas carencias, se hace necesario echar una mano extra, hacer un mayor esfuerzo, y no se trata de ser súper héroes o ir proclamando a los cuatro vientos esas acciones que si se contaran perderían toda su esencia y hermosura. Pero de lo que si estoy segura, es que no hay mayor satisfacción de haber ayudado a alguien y recoger los frutos, porque sin darte cuenta, compruebas al final que esa persona te ha dado mucho más a ti que tu a ella.

Mi padre me ha dicho muchas veces, no se puede ir a corazón descubierto por la vida, y quizás en parte tenga razón, pero no cabe duda que a corazón descubierto también la vida te depara momentos especiales, pequeñas recompensas del día a día, acciones anónimas que quedan para mi, y que con una simple sonrisa en el rostro de esa persona, está pagado todo el esfuerzo.

Creo que estamos aquí para poner nuestro pequeño granito de arena para que este mundo funcione, aunque a veces la empatemos. Yo no os lo voy a negar, me equivoco y mucho, pero cuando acierto, hago el pleno. Que vamos hacer, así soy y así me moriré, una ilusa soñadora, que piensa que si, que es posible cambiar el mundo y es posible dejar huella en él.

Estas líneas van dedicadas a una persona muy especial para mi, y que me ha enseñado sin saberlo muchísimas cosas, y que ha conseguido que me sienta más completa, hacía tiempo que no me sentía tan bien, que no tenía tantas ganas de luchar y avanzar. Ahora empezamos un proyecto ilusionante, y en el que viajamos 6 personas en este barco. ¡Bienvenido a la tripulación, grumete!

Visualiza tus sueños


sueños

¿Tienes un sueño? ¿Una ilusión? Pues ya sabes lo que tienes que hacer, cierra los ojos, y concéntrate en ver ese momento, imagínate siendo la protagonista o el protagonista de ese deseo que tanto anhelas, y experimenta como te sentirías, ahora ya solo te queda una cosa, trabajar, trabajar y trabajar duro para conseguirlo, habrá malos momentos, habrá momentos que te darán ganas de abandonar, incluso creerás que no serás capaz. Pero si de verdad lo deseas, si de verdad pones de tu parte, un día cuando menos lo esperes podrás saborear ese momento de haber alcanzado la meta propuesta.

La vida está llena de metas, de ilusiones, de sueños, y cada uno de nosotros tiene sus propios talentos, sus propias virtudes o cualidades que nos hace ser únicos, aunque también tengamos defectos, esa parte positiva, esas capacidades innatas y propias, si sabes conjugarlas, si sabes explotarlas, sabrán imponerse a ese lado más frágil que todos tenemos.

He de reconocer que tengo muchos motivos para soñar, y quizás este año un poco más, así que vamos en busca de esos sueños para que algún día lleguen hacerse realidad.

La importancia de un beso


Ana 41

Mi hija Ana me ha dejado pensando hoy, y mucho. Se ha quedado en la puerta del colegio con sus dos hermanas, ya que yo me tenía que ir para el trabajo, esperando a que abrieran la puerta. Después me ha llamado por teléfono. Mamá ya ha entrado Blanca, dejé a Lucía con su amiga y la madre, porque Blanca tenía que entrar por otra puerta distinta y claro, entre las dos, como es la más pequeñita me fui con ella. Así la pobre tendría a alguien que le diera un beso su primer día de colegio.

Y le he contestado, pero si yo le he dado muchísimos antes de salir corriendo para la oficina Ana, y le he dicho mil veces que te quiero. Si mamá, pero tu no sabes lo duro que es llegar el primer día de colegio y ver como a tu amiga su madre le de un beso y que la tuya no esté para dártelo. Y no os lo voy a negar, se me ha roto el corazón. La veo a veces tan grande, pero solo tiene 14 años. Y no es por justificarme, pero cuando tienes varios hijos, hay momentos en los que a alguno tienes que sacrificar, no se como lo hará mi amiga María Jesús con diez, pero tiene que ser duro, tener esa sensación de no poder estar en todo.

Mi reacción no se hizo esperar, y le he dicho que el próximo lunes, la acompañaré hasta el colegio el primer día, aunque después tendré que volverme a casa, a recoger a las otras dos peques, para llevarlas en el siguiente turno.

No he podido evitar acordarme de esas veces que yo también me sentía triste cuando había una fiesta en el colegio en Navidad o Fin de Curso y mi madre no venía. Se que un día no es mucho, y que no puedo dejar solas a las pequeñas en casa para llevarla a ella al instituto todos los días, pero el lunes, pediré a mi vecina que se quede un momentito con Blanquita y Lucía para que Ana se vaya a clase con ese beso de su madre, aunque solo sea una muestra durante el curso.

Ser esposa, madre, trabajar fuera de casa, son tres factores que no siempre se concilian al 100%, es más somos las mujeres las que tenemos que estar ahí, haciendo malabarismos porque los políticos en España, en temas de conciliación miran para otro lado. A ver si es verdad, y algún día nos europeizamos en esto, mientras tanto seguiré jugando a hacer equilibrios, malabarismos e ingeniando cosas con imaginación y cariño.

Primer día de curso


2014-08-21 22.03.33

Comenzamos un nuevo reto, con ilusión, con dudas, dispuestas a darlo todo. Mis hijas en su papel de estudiantes, y mi marido y yo como padres, pendientes y en guardia de un nuevo año, que no solo enseñará a Blanca, Lucía y a Ana, sino a nosotros como padres.

He elegido esta foto, por lo que significa, una escalada, en un rocódromo con una cuerda que está ahí para tensarse en caso de que falle algún paso y evitar que se haga daño, seguridad le llaman algunos, estar pendientes, cuidado, observación, vigilancia, podemos llamarlo de muchas formas.

Mi madre siempre dijo que el ojo del amo engorda al caballo, y eso es aplicable a todo, no solo a los negocios, al trabajo, también al matrimonio, a los hijos, a la familia, a los amigos, a la vida misma. Cuando hacemos las cosas con cariño, cuando ponemos nuestro corazón en dar lo mejor de nosotros mismos, los planes van saliendo, algunos se atascan a veces, otros parecen imposibles, pero al final los objetivos se cumplen.

Y de eso se trata, de entre todos, conseguir los objetivos para este nuevo curso que comienza, yo ya estoy preparando mi lista de cosas que tengo que mejorar, que tengo que optimizar, y ando enfrascada preparando como una loca materiales de apoyo, una vez que he tenido el primer contacto con los libros de texto que acompañarán a mis hijas durante esta nueva etapa escolar.

Se que pondremos de nuestra parte, y se también que para esos momentos de agobios, de pereza, de sacrificios, la mano de Dios estará ahí con nosotros indicándonos cuál es el camino correcto.

Que tengáis un buen comienzo de curso escolar.

Despedimos el verano


2014-09-06 17.42.06

El sábado despedimos oficialmente el verano, el próximo miércoles comenzarán las clases y un nuevo reto por superar, el curso 2014-15. En esta ocasión, el curso comienza de forma distinta al anterior, tras un verano maravilloso en el que he podido recargar pilas y disfrutar a tope de mi familia, toca de nuevo rutina, colegios, academia de inglés, tareas, fines de semana de sacrificio, aunque a bien seguro también sabremos encontrar esos huequitos para el esparcimiento familiar.

No os lo voy a negar, si hay una palabra que defina lo que siento es ILUSIÓN, ojalá mis sueños para este curso se cumplan.

Buenas noches a todos y feliz comienzo de semana.

Pequeños cambios, grandes avances


2014-08-09 00.41.29

Y cuando te crees que ya las cosas no podrían cambiar jamás, van y cambian, y empiezas a recoger los frutos. Poco a poco voy notando en ayuda que mis hijas se hacen mayores y responsables. No voy a negar que el ejemplo de Ana es fundamental en todas estas tareas, pero desde hace una semana, se nos ha unido la disposición de Lucía. No se porqué pero tengo la sensación que vamos a disfrutar de un buen curso en todos los aspectos, algo dentro me lo dice. ¡Os quiero petardas!

Para mi tío Angelín


Hoy leyendo poesía, me he acordado de mi tío Angelín, y quiero dedicarle esta entrada a él. El poema es de Antonio Machado, y al leerlo no he podido evitar pensar en tí. Te quiero Tío Angelín.

Una larga carretera
entre grises peñascales,
y alguna humilde pradera
donde pacen negros toros. Zarzas, malezas,jarales.

Está la tierra mojada
por las gotas del rocío,
y la alameda dorada,
hacia la curva del río.
Tras los montes de violeta
quebrado el primer albor:
a la espalda la escopeta,
entre sus galgos agudos, caminando un cazador.

Lee todo en: Amanecer de otoño – Poemas de Antonio Machado http://www.poemas-del-alma.com/amanecer-de-otono.htm#ixzz3C1NMKT4g