¿Harto de suspensos? Aprobar, sí se puede


Fail

Si os dijera que en tan solo seis meses un alumno mío ha pasado de ir con dos asignaturas pendientes del curso anterior y aprobar por los pelos, a ser la segunda mejor nota de su clase, ¿Qué pensaríais? Que es casi imposible dar ese cambio… pues os tengo que decir que el cambio ha sido posible.

¿Hay algún secreto? Por supuesto: Organización, planificación, esfuerzo y motivación, y por supuesto mucha, pero mucha imaginación.

Hoy mi entrada habla de un caso real, de alguien a quien he ayudado recientemente, y es que si yo he podido, cualquier padre o madre, puede darle la vuelta al marcador a las notas de sus hijos, se trata de comunicarse, indagar y averiguar donde está ese pequeño botoncito que les hace reaccionar.

No hay más secretos, encontrar como podemos motivar, corregir siempre en positivo, y ser rígidos cuando haya que serlos, y flexibles a la hora de reflexionar sobre nosotros mismos.

Hoy me siento muy orgullosa, he pasado un trimestre difícil llevando a cuatro criaturitas para adelante, las mías y una más. Pero ahora toca recoger frutos, como dice el salmo: “Al ir se va llorando llevando las semillas, pero al volver se viene cantando trayendo las gavillas”. Y eso ha sido lo que nos ha pasado a los cinco, hemos trabajado mucho, hemos sacrificado tiempo, diversiones, horas y horas, pero la inversión ha merecido la pena.

Y digo yo, si una simple madre, y en palabras de algún detractor que ni es maestra, ni profesora, ni nada, ha logrado esto, ¿que podría hacer la Administración Pública por nuestros niños? ¿Qué podrían hacer algunos de sus docentes? ¿Se llegará a tomar la educación en este país alguna vez en serio? ¿Premiaremos algún día el esfuerzo y no la pasividad? ¿Ayudaremos de verdad a los que lo necesitan?

Mi amiga Sandra Cepero dice que soy una revolucionaria, mi padre decía cuando era pequeña que era demasiado democrática, de ideas avanzadas, otros opinan de mi que estoy como una cabra, y quizás todos tengan razón, pero como me dijo mi tío Evaristo hace mucho tiempo, todos los genios tienen un puntito de locura. Aunque en mi caso el genio sean unas malas pulgas increíbles cuando me cabreo por lo que considero injusto.

A ver si algún día, nos damos cuenta TODOS, que las personas somos como las macetas que necesitamos ATENCIÓN y CUIDADO, pero también necesitamos esa VARA que nos ENDEREZA cuando se tuercen los tallos nuevos.

¡Feliz jueves a todos! Yo seguiré como Don Quijote intentando hacer de las mías a pequeña escala.

¡Felicidades princesa Campanilla!


2014-05-17 10.41.31

Mi princesa Campanilla está de santo hoy, y en un par de semanas también estará de cumpleaños, si Dios quiere, el próximo 30 de diciembre. En estos meses está madurando mucho, y empieza a centrarse y a ser consciente de muchas cosas. Y no puedo evitar acordarme de Don Manuel Boldes, aquél sacerdote del Opus Dei, que tan buenos consejos me daba.

Vuestros hijos son salas de cine vacías, vosotros sois los que debéis elegir quienes deben de sentarse en sus butacas, si los valores cristianos o lo que la actual sociedad marca como bueno y correcto. De vosotras madres, depende que tipo de conciencia queréis ayudar a construir en vuestros hijos.

Este año, su tutor, me dijo, Lucía además de ser super inteligente, tiene aquí dentro muy buena materia prima, solo necesita ir madurando, y tenía razón, sus casi cuarenta años de experiencia se la han dado. Gracias Don Juan.

Y a mi solo me queda desearle a la guapa guapísima de mi niña mediana, a mi Campanilla, a mi bailaora con arte, a mi oradora espontánea, a la chica de los cartelitos y las cartitas, a esos dos ojazos que te hablan solos, a esa sonrisa nerviosa, y a su deambular por casa tan escandaloso, que sea muy feliz en su día, y todos los días de su vida, que no hay corazón más grande que el suyo, y que estoy orgullosísima de ser su madre, y que la adoro.

¡Muchísimas felicidades mi amor!

El silencio, un camino personal para encontrarse con Dios


silencio

Ayer tarde, estaba Lucía haciendo unas actividades de religión, se trataba de un crucigrama, y había dos palabras que no atinaba a poner, una de ellas era EUCARISTÍA, la otra tenía una definición “Uno de los caminos personales para encontrarse con Dios”, me vino a la mente oración, pero oración tiene 7 letras, y ésta era de ocho y su segunda letra era una i latina.

Por más que pensaba y pensaba, no caía, así que decidimos hacer una pausa para merendar en la cocina, porque con la barriga llena se suele pensar mejor, y de repente mi hija Ana, nos llamó. ¡Mamá, mamá! Ya se que palabra le falta al crucigrama de Lucía.

Silencio mamá, y le digo ¿Cómo? si mamá, silencio es la palabra, es que el silencio es la mejor forma de encontrarse de forma íntima y personal con Dios.

No había sido capaz de darme cuenta, de que esa era la palabra, es más, creo que no hubiera caído en ella, estaba afanada buscando otra cosa, y sin embargo, algo tan sencillo, como estar en silencio no se me había venido a la mente. Quizás es que en mi vida hay demasiado ruido, no lo se.

Pero gracias a Ana, hoy Lucía lleva completa su tarea, y su madre ha podido reflexionar sobre el silencio, algo que se me olvida, quizás porque no se escucha, quizás porque el estrés puede con él y lo aparta de mi. Pero mi hija tenía razón, que mejor forma de encontrarnos con Dios que estar en silencio y rezar.

Para que después digan que los hijos no nos enseñan a los padres.

El blog de Lucía


Hoy os escribo para presentaros el blog de mi hija mediana, Lucía. La ventana de Campanilla, el nombre, muy lógico. A Lucía desde muy pequeña le encantan las hadas. Y pensando en un nombre para el blog, me acordé de esa imagen de Campanilla colándose por la ventana, y es que así es Lucía. Curiosa, inquieta, espontánea, cariñosa, preguntona, a veces respondona, super activa, alegre, mimosa.

Lucía es especial, y es que tiene un gran don, su gran corazón, y una gran humanidad, un don que le va a contrarrestrar todos esos defectillos que pueda tener, porque te gana su nobleza, su gran corazón, te ganan sus detalles, su sonrisa, esos ojazos enormes de color marrón, adornados con unas largas pestañas que te hablan solos. Es tierna y fuerte, cariñosa y rebelde, inteligente y humilde.

Y bueno, paro que me estoy yendo demasiado por las ramas, y de lo que os quería hablar era de su blog.

Durante estos últimos meses he notado como su madurez va en progresión geométrica creciente, y mucha culpa tienen Mari Carmen Poch y Justo González, quien han sido imprescindibles en su educación, me han enseñado mucho para aplicar como madre, y le han enseñado mucho a mi pequeña Campanilla. Y para colmo, volvemos a estar de suerte, y este año también ha tocado un buen tutor, Don Juan. Así da gusto, y es muy fácil poder ir trabajando este precioso proyecto de persona llamado Lucía.

Por todo esto, he decidido que era el momento, por supuesto guiada, de que comience a familiarizarse con el uso del ordenador, internet y las nuevas tecnologías. Y es que bajo mi opinión, la formación en TIC, también ha de ser cosas de los padres, y al igual que les ayudamos con sus tareas, con sus relaciones sociales, compartimos juegos, tiempo de estudio, tareas domésticas, hemos de meternos en este mundo también.

Mis objetivos son:

  1. Aprenda a utilizar un ordenador. Nociones básicas de Windows, y de informática, que le permitan usar esta herramienta correctamente.
  2. Que alcance un nivel básico en procesador de textos Word y en herramienta de presentaciones Powerpoint, que después llegamos a secundaria y nos hartamos de trabajos escolares.
  3. Que aprenda a utilizar internet como una herramienta de trabajo, como buscar información, como utilizarla, y que por supuesto, tenga conciencia de todos los peligros que puede acarrear la red.
  4. Que se haga responsable en el uso de sus redes sociales, es por lo que le he abierto un perfil tutorizado en Facebook, ¿Qué quiere decir tutorizado? Pues que al ser menor de edad, la cuenta de su madre estará detrás de su perfil para protegerla.
  5. Que mejore su redacción, y su capacidad de síntesis escribiendo en su blog.
  6. Que pueda desarrollar su imaginación y creatividad.
  7. Mejorar su autoestima personal con este nuevo proyecto.

He de decir que estos objetivos son a medio plazo, ya que los trabajaremos durante este curso y el que viene, y en los ratos de ocio, que a ella se le apetezca, y sin más os invito a que conozcáis el rinconcito de mi princesa Campanilla. Para visitarlo, tan sólo tenéis que pinchar en la imagen.

la ventana de campanilla

Carta a mi madre


Mamá 15

Querida mamá:

Se me hace raro que por segundo año consecutivo no podré felicitarte el día de tu santo y darte un beso. Te echo mucho de menos, ¿sabes? Y si se que dirás que ya me lo dijiste que esto pasaría, pero aunque no me lo hubieras dicho te hubiera echado de menos igual. El día a día es más fácil porque con tantas cosas que hacer a diario, es casi imposible tener tiempo para nada, ni siquiera para pensar en cosas que no sean que Blanca no se distraiga tanto cuando hace la tarea, que Lucía vaya corrigiendo esos impulsos (¿a quién se parecerá?), que Ana no se agobie tanto con querer conseguir el 100% de las veces la perfección, en cómo estará mi padre y que tal estará mi hermano Manolo.

Hay semanas que durante días no puedo ir a ver a papá, aunque intento que no pasen más de cuatro o cinco días sin verlo, en la casa se nota mucho tu falta, éstos dos no se saben organizar, los acostumbraste demasiado mal, muy mimaditos y consentidos y bueno ahora van como pueden, pero van, tienen que adaptarse a que el motor de la familia un 17 de septiembre se marchó.

Pero a pesar de toda esta marabunta de cosas, estoy contenta, aunque a veces me desanime y me harte, al final siempre encuentro un motivo, una razón para seguir adelante, son muchos frentes los que tengo abiertos, y a veces se desafina alguno, o requiere de intervención de urgencia. Por aquí por el trabajo, todo va muy bien gracias a Dios, y en el tema de la salud también, se nota que desde ahí arriba nos cuidas muy bien. Así que como tu dices hay motivos suficientes para dar gracias a Dios, tomar aire y seguir luchando, en esta lucha sin fin que es la vida.

Así que te mando un gran beso de todos nosotros con mi mirada puesta en el cielo, ahí muy cerquita de Dios, donde seguro que te encuentras, y te pido que no te olvides de esta hija tuya guerrera y rebelde, que gracias a ti aprendió a convertir su energía catastrófica en energía útil, y que cada día intenta parecerse en su FE un poco más a ti.

No me quiero despedir sin darte las gracias por ese regalo tan especial que me has enviado, se que es tu forma particular de darme la razón sin dármela, pero lo he entendido, y me ha encantado, ojalá sea capaz de hacerlo tan bien como se que tu esperas, es todo un desafío y sabes que los desafíos me encantan.

TE QUIERO MUCHO MAMÁ.

Un regalo muy especial


Ana 59

Muchas veces los vacíos consiguen llenarse,

a veces la tristeza la cura la ilusión,

simplemente hay que saber arriesgarse,

y escuchar lo que dice tu corazón.

Todo empezó como una ayuda,

todo empezó con la mejor intención,

de alguien que en su energía se escuda,

y a quien has llegado al corazón.

Esta navidad va a estar repleta

desde el cielo me regalaron amor,

por fin soy una persona completa,

y por eso doy gracias a Dios.